martes, 25 de agosto de 2015

Causa de nacer

Busco la causa de nacer un 4 de diciembre.
Busco todo el tiempo la razón de ser aunque  nunca lo diga ni se note.
La busco, en todos mis movimientos, en todas mis acciones.
Leer, parpadear, respirar, levantarme, comer, relacionarme, incluso ponerme a hablar con alguien forma parte de buscar respuestas aunque no se las pregunte a la persona directamente.
A veces, creo encontrarlas en algunos lugares multicolores.
A veces, creo que quiero inventarlas, que ni siquiera existen...
Podría pasarme el resto de mi vida preguntándome para qué vivo, si es que hay un para qué, como quien se las pasa diseñando estructuras mentales para calmar sus emociones...
O también podría simplemente vivir sin cuestionarme, vivir sin ponerle a casi todo tanta mente,
con  lo inmensamente complejo que el mundo lo hace.
Pero siento, que la única razón de ser, es permitirse SER.
Mi única finalidad, es parar de buscar fines.





domingo, 23 de agosto de 2015

Para Cami

A veces no puedo creer cuántos ángeles se lleva el cáncer 
Cuando alguien se va, la mente intenta retener los recuerdos más dulces...
Yo tengo unas pocas imágenes tuyas, pero imborrables...
Como la de tu vocecita preguntándome: hace mucho  que hacés reiki?  
También tengo una imagen mental de tu mamá diciéndome en la cocina que creía que vos confiabas en mí,
porque ya estabas tan harta de que te toquen, que no te dejabas tocar por casi nadie, y contándome, que tenés una fortaleza enorme, la suficiente como para escuchar siempre a los médicos y preguntarles vos misma siempre todo lo referente a tu salud sin permitir  jamás que ellos lo hablen a tus espaldas con tus padres.
Para ser tan pequeño ser,  sos demasiado adulta, demasiado grande y demasiado fuerte, tan fuerte, que esto no se puede entender...
Puede que tu cuerpo no haya resistido más, pero tu  resplandeciente luz, es imposible que se apague. 
Yo prefiero imaginarme que te quedaste dormida, como lo hacías después de las sesiones y que solamente estás descansando para volver de un largo y  hermoso viaje por el mundo de los sueños y las luces. Porque todo eso de que dejaste de existir, para mi, no existe...

miércoles, 12 de agosto de 2015

No vanalices la palabra

Si no vas a hacer estallar de significado las palabras, no digas nada.
Si vas a decir "revolución" sin romper todas las estructuras que necesites romper para evolucionar, es mejor callar.
Si vas a decir "amor" con el corazón cerrado, no abras la boca.
Si vas a hablar de "empatía" sin saber unirte con la gente cuando hace falta, no tiene sentido hablar
Si vas a hablar de "utopías" sin permitirte soñar despierto, soñar de día con otra realidad, no "vanalices" la palabra
Si vas a hablar de "expandir la conciencia" pero después no sos capaz de salir por un segundo de tu ego, de tu estrecho punto de vista, vas a decir una frase demasiado chiquita, demasiado limitada
Si vas a hablar de "anarquía" sin permitirte hacer lo que sientas hacer cuando sientas hacerlo, no hay libertad en tus palabras
Si vas a hablar de "dulzura" con la voz amargada, no vas a dulcificar ninguna energía
Si vas a hablar de "pureza" con el alma contaminada no vas a purificar a nadie con tu presencia
Si vas a hablar de "trascendencia" mientras vivís enojándote por cosas pasajeras, estás diciendo pavadas
Ya no es tiempo de palabras vacías, y las palabras tienen que estar llenas, llenas de luz, de realidad, de peso o llenas de nada, o llenas de ausencia.

lunes, 10 de agosto de 2015

Amar es ley

Tenía los ojos cansados de tanto mirarte de lejos
Agotados, de leer una infinita cantidad de libros para no pensar en vos
Tristes de no poder encontrarte cuando los abro
Tristes por no tenerte cerca cuando los cierro
Húmedos de esperarte sabiendo que no vas a venir, que esperarte es tan inevitable como en vano
Tenía los ojos tan por el suelo como tenía el estado de ánimo
Hartos de rutinas a las que no me acostumbro
Aburridos de no aburrirse al lado tuyo contemplando el monótono paisaje de los domingos
(porque la verdad, es que era muy divertido aburrirse con vos)
Manchados de rimmel descorrido por el llanto de al menos casi todas las madrugadas en las que me despertaba después de estar soñando que no sueño que estás durmiendo en la almohada de al lado y que tu perro me calienta los pies a la noche y me lame la cara y el cuello cuando sale el sol, como diciéndome: despertate, pero con cariño
Tenía los ojos grises, opacos, de tanto mirar esta historia sin brillo
Tenía los ojos yéndose por las ramas todo el tiempo de tanto mirar sólo tu lado bueno,como tapados por el árbol de tus virtudes, un árbol que no me dejaba ver el bosque, que no me dejaba ver el todo,  porque me había quedado absorta en la visión de  tu espalda alejándose, moviéndose en dirección opuesta a donde yo existo, y mis ojos se habían olvidado de còmo era mirar hacia adentro, el único lugar donde podían volver a encontrarse con la alegría, la paz y la luz interior, porque se habían extraviado, porque se habían ido de mí para quedarse en vos.
Pero ahora volvieron a mí, los poso en el corazón y me doy cuenta de que el amor es todo
el amor es el abrazo de los amigos
la bufanda que te tejió alguien que te quiere mucho
la comida que te cocinó un ser querido
tomar un mate con mi viejo
dedicarme a lo que amo
sonreír a mis alumnos
pensar algo bonito de otro
darle a los demás la libertad total de decisión y destinos
dejar ser al resto quienes realmente son
preferir la sinceridad al capricho o a las autosatisfacciones del ego
es rodar el cuerpo por el pasto agradecidos a la madre tierra por darnos su espacio
es ese gran favor totalmente desinteresado que le hacés a un amigo
es hacer un regalo con todo tu corazón
es regar las plantas que tenés en el patio
es mimar a un gatito
es acariciar a un perro
es ayudar a cruzar la calle a un anciano
es ser amable, es vibrar respeto
es respirar profundo
es lavar los platos como si estuvieras bañando a un buda bebito
es volverte un amor de persona, eso es el amor
y no tiene nada que ver con lo que vemos en la televisión ni con lo que nos han enseñado
no tiene nada que ver con morirse si el otro se va ni con dependencias emocionales de ningún tipo
no tiene nada que ver con la posesión ni con las obligaciones ni con controlar situaciones ni con pasarse el día entero juntos, sino más bien con trascender el cuerpo físico y saber, que la unión va mas allá del tiempo y del espacio, que amar es algo mucho más amplio que lo que nos pasa con un solo ser humano, más bien, es la ley que nos atraviesa a todos.


martes, 4 de agosto de 2015

Con tus recuerdos

ya no estoy enojada con tus recuerdos
esos, que me caen  tan seguido de visita, cuando no los espero, causándome insomnios
ya no estoy enojada con tus recuerdos
esos, que muy cada tanto son el primer pensamiento que tengo cuando me levanto o cuando cierro un libro o cuando apago el televisor
ya no estoy enojada con tus recuerdos
esos que interfieren en mi mente mientras me estoy preparando el desayuno
ya no estoy enojada con tus recuerdos
que dan vueltas sin derecho alguno por los rincones de mi casa e incluso, de la casa de los amigos que compartimos hace rato por separado
ya no estoy enojada con tus recuerdos ni siquiera cuando me dán temblores de frío por las noches de invierno y me empujan a abrazar una bolsa de agua caliente contra el pecho para que no me duela tanto o dormir en posición fetal, abrazada a mis rodillas hecha un bollito, como si abrazara a la última noche que pasé con vos
ya no estoy enojada con tus recuerdos, aunque me prometo todos los días centrarme en el presente y
planear un futuro desconectado del pasado
ya no estoy enojada con tu recuerdo, porque es de las pocas cosas que me hace brillar los ojos
ya no estoy enojada con tu recuerdo, porque me recuerda, que por amor no me importaba hacer el ridículo, ni me interesaba recibir algo a cambio de los gestos que tengo, ni de las cosas que doy,porque me recuerda que por amor uno es capaz de ser todo lo que necesita el otro (una amiga, una madre, una hermana,  una compañera, una curandera, un escudo protector) y eso, era maravilloso...
ya no estoy enojada con tus recuerdos, porque en todas las fotografías mentales y de papel que tengo de vos, estás siempre sonriendo, incluso cuando estaba pasando algo triste, feo o malo por fuera o dentro de nosotros
ya no estoy enojada con tus recuerdos, aunque me hayan pintado tantas veces los ojos de maquillaje descorrido por el llanto, de tanta nostalgia que me producía acordarme de lo feliz que me sentía cuando estábamos juntos y pensar en todos los abismos que hay hoy entre uno y otro
ya no estoy enojada con tus recuerdos, aunque hayan ocasionado desastres húmedos en mi teclado mientras yo intentaba escribir poesías, darle una forma externa a un sentimiento demasiado interior, demasiado profundo, quizás tan hondo y tan arraigado, que tenía que doler sacármelo de adentro
ya no estoy enojada con tus recuerdos,  porque aunque nos hayamos alejado tanto el uno del otro, sé que estamos en una búsqueda infinita de exactamente lo mismo, un poquito de cariño y de paz interior
ya no estoy enojada con tus recuerdos, porque son tan lindos como vos, tan hermosos, que ya no me queda otra opción que amarlos...




sábado, 1 de agosto de 2015

Let Her Go | Passenger ( Sub. English / Español ) Official video

Libros

Quiero vivir lo que leo
porque el conocimiento, es sagrado
Quiero vivir lo que leo
porque si la filosofía no te atraviesa el cuerpo no tiene ningún sentido 
Quiero vivir lo que leo
porque si la espiritualidad no se pone en práctica no tiene nada que ver con el yo interior
Quiero vivir lo que leo
porque no importa lo que hay de la boca para afuera, sino lo que pasa de la boca para adentro
Quiero vivir lo que leo
porque necesito apoyar mis pasos en esas palabras sabias que me dijeron, que escribieron, los que la tienen mucho más clara que yo
Y aunque puedo tardar cierto tiempo en procesar algun tipo de información una vez que uno asimila algo trascendente, ya no vuelve, ni puede volver a ser el mismo...
Quiero vivir lo que leo, porque después de tantos baños de luz que ha recibido mi cerebro, es imposible que estos no influyan en mi corazón
Por eso, tengo que sentir lo que leo, o cerrar el libro