viernes, 12 de junio de 2015

Gustos

Y mientras una amiga cada vez que entra a tu casa te dice "mmm, qué rico, hay un perfume siempre tan espiritual acá", otro te dice siempre que te visita "ay por dios, ya estuviste prendiendo un sahumerio jimenaaaa", que todo es una cuestión de gustos no hay dudas y me dá risa.