lunes, 24 de marzo de 2014

Decisión

Hoy tomé una decisión,
que me ha costado unas  cuántas horas de profunda reflexión
y unas muchas noches de llanto con puntadas en el pecho...
Me voy a olvidar de lo que siento por vos,
y voy a aprender, a buscarme alguien de mi edad,
que sea amable, buena gente
y voy a hacer lo que hace casi todo el mundo...
total...si todo el mundo vive engañado,
por qué no voy a poder hacerlo yo?




miércoles, 19 de marzo de 2014

Te la debo


Es hora de frenar, de suspender, este agotador, viaje hacia tus ojos.
Es tiempo,de retroceder, de volver, lo más rápido, posible hacia adentro. 
Quiero salir,de este encierro en el propio ego, en las limitaciones del yo,
cuya única llave, es la importancia que hace mucho, le vengo dando a tu mirada, a tu aprobación. 
Percibo que mi esencia, corre un grave peligro si la dejo en tus manos, si dejo que se deforme respondiendo a tu gusto. 
Siempre tuve (y aun tengo) una búsqueda de la autenticidad, demasiado grande, demasiado profunda, como para cambiar de rumbo, por algo superficial, o externo. 
Una cosa es apreciar la armonía y otra, es pretender gustarle a todo el mundo. Esa te la debo.

martes, 4 de marzo de 2014

Diferentes pero iguales

Una vez leí a un filósofo que decía, que todos tenemos algo en común, que todos queremos ser felices. 
Creo que he visto a tanta gente sufriendo por propia decisión últimamente, que no sé, que dudo mucho, si en verdad, todos quieren ser felices o si algunos (muchos) no encuentran, extraen algún extraño goce o sensación de seguridad en sus conocidos y acostumbrados malestares.
Pero lo que sí sé, de lo que sí estoy segura, es de que, más allá de todo lo diferentes que podamos ser los seres humanos a simple vista, en la superficie, en el fondo, todos queremos, que nos quieran bien.
Porque la felicidad, es un lugar que nos queda tan lejos o tan cerca, como estamos del afecto de la gente que más profundamente llegamos a querer.

domingo, 2 de marzo de 2014

Un jueves ...

Con respecto a lo que me preguntaste,
la verdad, es que yo nunca voy a odiarte
 Y sabes por qué?
 porque te quiero
Y porque me enamoré de vos, un jueves, en el que no tenía nada mejor que hacer
Nada, nada que fuera más hermoso que empezar a quererte ...
Y no, no te equivocaste al pensar que entre nosotros estaba todo más que bien
Pero ese es el problema, que yo con vos,  me siento demasiado bien...
Creo que hay algo peligroso en darle continuidad a algunas sensaciones.
Este bienestar de sentirte cerca, una vez que se agote, puede joderme la vida para siempre y ya no tengo ni ganas de estar triste.