jueves, 28 de febrero de 2013

Me hablaste tan, pero tan desde la mente, que le sacaste cualquier tipo de corazón a nuestro diálogo. 
 Y no me sirvió de nada que me explicaras, que me dijeras cosas que aunque ya las sepa y las entienda, no las siento. 
Así que, lo que sí lograste es hacerme sentir demasiado sensible y emocional, para seguir hablando con alguien tan racional como vos.
No te dije lo que siento para que me dijeras lo que estabas pensando.
Yo no necesitaba que me envolvieras con tus argumentos, yo necesitaba que me dieras un abrazo. 




miércoles, 27 de febrero de 2013

Te dí cosas pequeñas
como por ejemplo, las palmas de mis manos
y revolver una cucharita adentro de un té con miel cuando te dolía la garganta
Sé que te llené de algo, que no se pueden demostrar en forma científica
Pero no quiere decir que no exista ni que no lo sientas

domingo, 24 de febrero de 2013

Comprendo perfectamente, que la comprensión tiene un límite
Y sé que el lenguaje, es limitado
Por eso, no quiero decirte lo mal que me siento


sábado, 23 de febrero de 2013

Las ganas de brillar

Creo que hay gente demasiado linda como para no bancarme su parte fea.
Estoy convencida, de que la cantidad de luz que irradiamos, es directamente proporcional al tamaño de nuestra sombra.
Por eso me dolió tanto que cuando estuve horrible, te olvides de que alguna vez, fui hermosa. Y sabés que te estoy hablando de mis actitudes, no de mi aspecto personal.
Vos me sacaste las ganas de brillar.





Dejarse llevar

Yo no quiero que los demás te curen de tu locura.
No quiero, porque es lo único que te sana las heridas que abre en  vos y en todos, esta sociedad enferma.
Yo quiero que sigas estando muy mal de la cabeza.
Pero MAL en el buen  sentido de la palabra.



viernes, 22 de febrero de 2013

Lo esencial

Siempre hay que luchar por lo que uno quiere en la vida.
Pero  otras, hay que aprender, que muchas veces, lo que uno quiere, no es lo uno realmente necesita, que lo uno quisiera que pase, no es lo que nos  hace falta,  ni para crear, ni para estar bien, ni para evolucionar.
El discernimiento entre lo anecdótico y lo fundamental, es lo único esencial para el alma. 



miércoles, 20 de febrero de 2013

La buena felicidad ♫♪

La felicidad no es tener la casa, el auto, la seguridad material.
La felicidad no es el trabajo estable, ni tener una determinada cantidad de dinero mensual.
La felicidad tampoco es, que las cosas siempre te salgan como vos querías.
La felicidad es estar en el camino que uno quiere estar, aunque a veces se compliquen demasiado las cosas.
Y aunque se te dé vuelta la vida, cuando uno hace lo que ama, lo que más le gusta, tiene de dónde sacar, la fuerza interior para enfrentar lo que odia.
Por eso, acá somos felices, aunque estemos pasando momentos de mierda.


(Como diría Patricio Rey, la buena felicidad, dicen que no se nota)

lunes, 18 de febrero de 2013

Suena medio bizarro

Que todo se resolvería con amor, suena medio bizarro, pero es bastante cierto.
Por ejemplo esa mujer, a quien noto muy  preocupada por todos los cambios que implica tener que integrar a un miembro más a su familia, está viendo: una boca más para alimentar, pero no VE la posibilidad de brindarle contención a un pibe desamparado, NO VE la hermosa propuesta que le está haciendo el universo,no comprende, que abrirle las puertas de su casa, es abrir el corazón. 
Por otro lado, la tremenda soledad que siente el común de la gente cuando se encuentra en un estado de extremo conflicto, con esa sensación de no tener a quién recurrir, porque los que siempre están al lado tuyo para pasarla bien, cuando estás mal, pero MAL en serio, de pronto,  parece que se sienten totalmente sobrepasados, desbordados, invadidos. Ese horrible sentimiento, también se solucionaría, si tuviéramos una gota de dulzura para el otro en los momentos más amargos. 
Sé perfectamente, que el estúpido enojo que cada tanto siento, con una de las personas que más quiero,  se me  termina en dos segundos, si tan sólo me pongo a pensar cuánto la amo, cuántas cosas buenas hizo por mí, en lugar de estar enfocada, en lo que no me gustó. 
Creo que  hay que ser más cada vez más humilde, más amoroso, más dulce de lo que somos. Y también, dejar de darse tanta importancia a uno mismo.  Es lo que  creo, porque la gente más feliz que yo conocí, en esta vida, en este mundo, es la que sabe, que lo más importante de la vida, es la vida, y no su Ego.   Esas pocas personas felices que me cruzo, son admirables y sorprendentes, porque viven desde la simpleza y desde el brillo, como Rocío, que es belleza y sabiduría en conjunción.

domingo, 17 de febrero de 2013

Perfecto equilibrio

Generalmente nos cuesta demasiado darles a los demás nuestro perdón, porque con frecuencia, nos olvidamos, de todas las veces que otra gente, nos ha perdonado,  graves errores que hemos cometido.
Pero con el tiempo, nos damos cuenta, de que estar en armonía con el resto, va muchísimo más allá de hacer sentir mejor a otro ser humano  respecto de lo que en algún momento hizo, porque implica primordialmente sentirse bien con uno mismo, en perfecto equilibrio, a partir del preciso instante en el que se deja de tener una relación conflictiva con el universo.

sábado, 16 de febrero de 2013

Queda lo real


Cuántas cosas hiciste durante tu vida con el objetivo de que te registren los demás? 
Cuántos actitudes tuviste para que te quieran?
Cuántos malabares intentaste hacer para que una relación no se caiga?
Cuántas veces trataste de llamar la atención, de conseguir que te vean?
Cuantas horas desperdiciaste, escuchando la interminable seguidilla de opiniones ajenas, al lado de gente que no te dejaba ni un minuto para escuchar tu propio punto de vista?
Hasta dónde ibas a dejar de lado tu parte profunda, por estar demasiado pendiente de lo que está pasando afuera?
En qué momento, tenías pensando verte a través de tu propia mirada?
Qué sentido tiene, darle al mundo algo que  en verdad no sentís, si lo único que queda, es lo real?



viernes, 15 de febrero de 2013

Disfrutar del hoy

Entiendo el presente mirando el pasado.
Me acuerdo  del verdadero origen de mi conflicto.
Mi mente recupera el registro psicológico de una serie consecutivas de abandonos por parte de personas que  fueron demasiado significativas en algún momento, personas  que habían sido tan importantes para mí, que tuve que bloquear sus recuerdos para poder seguir adelante cuando nos peleamos. 
Y por fin sé a  qué le tenía tanto miedo, a qué le tenía realmente tanto rechazo, a la repetición de lo que ya pasó, a la sola idea, de volver a vivirlo. Esta tendencia a evitar las pérdidas es simplemente saber cuánto me duelen, cuánto me afectaron.
Ahora sé por qué me cuesta tanto abrirle a la gente mi corazón, dejarla entrar a mi mundo interno, comprendo perfectamente el por qué casi siempre, me es tan difícil confiar en el otro.
Pero también sé, que los demás no tienen la culpa de lo que otros me hicieron. 
Supongo que aceptar esa realidad, me puede cambiar el futuro, que me puede dejar disfrutar del hoy.




jueves, 14 de febrero de 2013

que haya nada

Me sentí tan oscura, tan apagada
 como saber que ya no le doy ni un poco de luz a tu vida.

Y si no hay un sol entre nosotros, no quiero que haya nada.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Las despedidas

Pienso en él, en ella; en ella, en él.
Y lloro de una forma descomunal.
Pero no me pongo a llorar, porque lo que pasó con ambos me hiera el ego,
sino porque me duele muchísimo el alma.
Sé que hago muy bien al irme de sus vidas.
Sé que les hago un favor, que les ahorro un problema.
Sé que no puedo quedarme, porque no me necesitan.
Me refiero a cuando uno deja de ser útil o se da cuenta, de que ni siquiera lo era.
 Hablo de cuando uno ya no tiene nada que hacer en un lugar o relación humana.
Estoy diciendo, que ni siquiera me puedo sentar a sostener una charla, que me temblaría la voz, que no podría ni hablar, que no me gustan ni un poco las despedidas. Y también estoy diciendo, que ellos se merecen algo mucho mejor de lo que yo tengo para dar.

domingo, 10 de febrero de 2013

Encomienda

Por acá está todo tranquilo...
Aún tengo el dinero que necesito para cubrir mis gatos.
La heladera está repleta de alimentos.
No quiero nada, nada material al  menos.
Aunque bueno, si podés y ya que te estás ofreciendo,
mandame amor.
Siempre lo necesito.
Hacelo cada vez que te acuerdes de mí y sin avisarme antes por teléfono.
Ayer por ejemplo, estuve buscándote entre mis fotos, sentí que me estabas  pensando,lo sentí, porque yo también, estaba pensando mucho en vos.
Y se ve que me mandaste algo muy lindo, porque estuve todo el día de buen humor.

sábado, 9 de febrero de 2013

No siempre lo simbólico

Me habían dicho, que sonaba un poco posesivo decir mi chico al referirme a vos.
Pero decía mi chico, sólo para no decir mi novio, porque yo no quiero, ni pienso casarme y vos, tampoco querés ni pensás hacerlo.
No sueño con pararme frente a un altar vestida de blanco, primero porque no soy virgen y segundo,  porque no necesito ir a un  templo para  comprometerme frente a Dios con lo que siento.
No siempre lo simbólico, simboliza realmente algo.
Fue una luna de miel, cada día  al lado tuyo, aún sin irnos de viaje a ningún lado.

Brujilda

Vi esta foto y enseguida me acordé de vos.
Supongo que fue porque tenés un lado tan místico, tan mágico, que te imagino así, al lado de un gato negro, mirando hacia afuera, siempre tan desde adentro.
Supongo que es porque a veces te extraño.
Y digo a veces, sólo por no decir, que hay días en los que tu recuerdo, se me cruza por la cabeza a cada rato.

viernes, 8 de febrero de 2013

La conciencia tranquila

Es verdad, que tomaste demasiado frío en el mar.
Aunque, también es cierto, que aprendiste bastante de estar contemplando el movimiento  de las olas y dejando, que las plantas de tus pies, recibieran un suave masaje de la arena.

Lo que cuenta es, lo que te llevaste del fin de semana.

Es decir, un aprendizaje, que no estaba en los libros, que no se puede luchar contra la marea, que la rigidez no sirve para nada y que la relajación ayuda.

Y ahora caés en cama por un estado gripal, con el cuerpo agotado, pero con la conciencia tranquila.

 La playa fue reveladora.

jueves, 7 de febrero de 2013

Trampa verbal

Por un momento, casi  caigo en tu trama verbal.
Pero no pude hacerlo, porque recordé, la clase de persona que eras  antes y que probablemente (o en algún punto), seguís siendo ahora, es decir, recordé que aunque a vos, te encanta coquetearle a mi Ego (que tiende a la debilidad), hace mucho, que le dejaste perfectamente claro a mi alma, que a veces, el más caballero, es el más hijo de puta.
Tomé conciencia, de que no necesito, que seas amable conmigo, si  tu afabilidad, no es algo real.
Por eso, prefiero estar auténticamente sola, antes que falsamente acompañada.







martes, 5 de febrero de 2013

Darte a vos misma

No pienses en los resultados de tu práctica.
Mejor pensá, en el placer que  cada acción cotidiana te genera en su aquí y en su ahora.
Te lo digo porque estuve observando, que casi todas las amas de casa, suelen quejarse de dedicar sus vidas enteras, a cosas que nadie valora.
Pero que a su vez, lamento decirte, que de por sí, en este mundo,  prácticamente nadie valora nada, que si por ejemplo,  sos una mujer artista, se van a quejar de que no   consagres tu vida a las actividades domésticas. La sociedad es así de contradictoria.
Por lo tanto, no esperes la aprobación externa, ni destines tus palabras ni tus actitudes, al reconocimiento que puedan ofrecerte otras personas.
Y si te hace feliz cocinar, cociná...


Pero si te hace feliz pintar, pintá...
Estoy segura, de que no vas a sentir la necesidad de respeto, aprobación, ni amor hacia lo que hacés, mientras vos respetes, apruebes y ames, todo lo que hagas.
Así que no esperes  recibir de los demás, algo que podés darte a vos misma.

lunes, 4 de febrero de 2013

Neutralidad interior

Ya no te odio...
pero no, porque hayas hecho algo bueno.
Ya no te odio, precisamente, porque ya no te quiero...y por eso, ya no tengo que ponerle ningún disfrazar a mi amor...
Uno no odia a cualquiera
Uno siente odio por la gente y por las cosas, que le importan en algún punto.
Enojarse mucho con alguien, con algo, es también, darle demasiado protagonismo.
Por eso, últimamente, cada vez que te cruzo en cualquier lado, 
es como si me pasara por enfrente un auto. A pesar de que antes, verte me provocaba puntadas en el estómago.
Después de tanto desgaste energético, me doy cuenta, de que no eran más que dos caras de la misma moneda: putearte, darte un valor. 
Así que supongo que era esto, la neutralidad interior.
Seguir bailando.

Sacarte una sonrisa


No debe haber nada más subjetivo que la belleza.
Es decir, que quizás en otro país, yo sería hermosa.
Y lejos, de tener rasgos tan comunes, tan confundibles,
   pasaría a tener una cara exótica.
 Así que, supongo que lo bello, tiene que ser otra cosa.
 Por eso me encanta cuando alguien dice: linda persona.
Como por ejemplo, cuando lo veo a mi tío lleno de arrugas y entiendo por qué cuando él era joven tenía una fila de mujeres detrás. Me hace reír tanto, que sé, que no eran sus ojos claros lo que lo hacía atractivo, sino su chispa divina, su sentido del humor y  su velocidad mental.
No hay nada más precioso, que la gente que sabe qué hacer, qué decir, para sacarte una sonrisa.



domingo, 3 de febrero de 2013

Un sin sentido

Aprendí la relación que hay entre el afuera y el adentro, entendí porqué dicen que como es arriba, es abajo.
Ví, muchas más veces de las que me hubiera gustado, cómo se refleja lo que pasa en la mente, con lo que pasa en el cuerpo.
Ví la conexión entre lo espiritual y lo mundano, entre los estados del alma y los síntomas físicos.
Fui testigo, de las consecuencias que tiene, algo tan superficial como un corte de pelo, en algo tan profundo, como un estado de ánimo.
Conocí la influencia que puede tener, ordenar la casa cuando se tiene la cabeza hecha un caos.
Experimenté el vínculo entre la alimentación que llevo y el tipo de energía que tengo. Miles de veces, tuve que aceptar que sí, que somos lo que comemos.
Siempre tengo la sensación de sacarme el cansancio acumulado durante un día entero con tan sólo darme una ducha de 20 minutos.

Pero vos seguís pensando que una cosa no tiene nada que ver con la otra y yo estoy cada vez mas convencida, de que todo tiene que ver con todo, aunque la vida parezca un sin-sentido.




Poner el cuerpo

 Ya es hora de organizar bien el tiempo, de ordenar el espacio. De no dejar que la energía  propia se dispare para cualquier lado... mucho menos, cuando se supone, que  tenemos un rumbo relativamente definido.
Es decir, de no detenernos demasiado, en el viaje hacia lo que queremos, de saber ponerle todo el cuerpo a las decisiones que tomamos.
Es verdad, que a veces tenemos la intención de recorrer muchos caminos.
Y no tiene nada de malo.
 Pero los platos se lavan de a uno,
los libros se leen de a uno,
los conocimientos se asimilan de a poco,
aunque uno quiera hacer todo junto...

sábado, 2 de febrero de 2013

Contundente

Ya no me molesta que el ambiente no esté despejado de ruidos cuando yo necesito concentrarme. No me molesta, porque sé que la vida tiene ruido y porque ya escuché el silencio que hay dentro de mi mente. Fue tan hermoso escuchar ese sonido y tan contundente, que me encantaría, que a vos también te pase.

Chino básico

Aún me pasa, estar diciendo algo de los orientales y que siempre haya alguien,  que me mire, como si estuviera hablando en chino básico.
Todavía existe gente que se refiere a los que entran en trance energético,como si estuvieran interpretando una obra de teatro, sin  tener  ni la más remota idea a cerca de lo que están opinando.
Me sigo cruzando constantemente, con personas que presumen con un orgullo  tremendo, no haberse leído en su vida ni un puto libro, con personas que prefieren distraerse con la televisión antes que reflexionar sobre cualquier asunto.
Sin embargo, las revistas de moda, son leídas como si fueran textos sagrados.
A casi nadie, le interesa conocer el sentido de la vida, ni la composición del universo.
Todo el mundo quiere hablar todo el tiempo. Se sigue hablando por qué sí y de lo que sea, aunque no exista ningún tipo diálogo. Se sigue sin saber disfrutar lo bien que se está callado. Se sigue, sin saber disfrutar del silencio.
La mayoría de las mujeres, escuchan a Ricardo Arjona y cada vez que le digo a una de sus fans que -sobre gustos no hay nada escrito, pero que eso lo dijo una vieja comiéndose los mocos, me responden con un efusivo -mmm, qué asco, mientras yo pienso -sí, qué asco, lo que te gusta a vos.
El mundo está intacto.
Y a veces tengo miedo, porque nada ha cambiado.
Pero trato de no dejarme avasallar por el medio.


Las dos cosas

La paz no es lo mismo que la felicidad.
Pero con vos, tengo las dos cosas.

viernes, 1 de febrero de 2013

Lo que te falta

Si tenés a alguien que disfrute haciéndote la vida imposible, demostrale que sus actitudes no te afectan ni te hacen enojar, no habrá nada, que le pueda joder más y lo más probable, es que así, termine dejándote en paz...
Si tenés una amistad, una relación que te alegre la existencia, cuidala.
Si tenés una intuición,  seguila...
Si tenés un don, pulilo con todas tus fuerzas, hasta hacerlo brillar...
Si tenés buena salud, conservala.
Si tenés un amor, amalo, aunque eso someta  tu paciencia a muchas pruebas.
Si tenés una verdad para decir, decila a tiempo, o al menos antes de que se te haga un nudo en la garganta, que después te cueste demasiado desatar.
Si tenés un sueño, tratá de hacerlo realidad.
Si tenés compasión, expresala.
Si tenés una meta, cumplila.
Si tenés una tendencia a decepcionarte, tratá de no decepcionarte a vos, aunque a veces, tengas que decepcionar a los demás.
Si tenés un poco de conciencia, escuchala, es un hábito que casi nunca viene mal.
Si tenés gente querida, querela...
Si tenés un mundo de cosas que te importan, no te concentres tanto en lo que falta...

Insoportablemente increíble

Intenté convencerme, de que eras fácilmente olvidable.
Quise creer, que en un mes dejaría de recordarte.
Pero todavía no pude.
 ¡Sos insoportablemente increíble!.
Y no importa, qué tan firme, haya sido mi decisión de dejar de hablarte.
Hasta a una piedra, si se le habla con amor, te responde.
Vos lo sabés perfectamente, supongo que por eso, fue que me llamaste por teléfono, a pesar de, todas las palabras duras, que hace tan poco  tiempo te dije.
También creo, que lo hiciste porque me conocés tanto, que  sabés, que si te dije cosas muy racionales, es porque soy demasiado sensible.
Pero justamente por eso, yo prefiero, que no vuelvas a comunicarte.