miércoles, 30 de enero de 2013

En otro canal

De un tiempo a esta partecita de la historia, parece (es obvio) que se te borró de la memoria, que habíamos hablado de un movimiento (de una película) vanguardista, fue aquella vez, aquella noche, que estábamos cansados de la realidad.
Por eso, ya no puedo quedarme a ver la tele en tu casa. Tengo que alejarme lo más posible de tu vida, porque es evidente, que estamos en otro canal (en otro estado de conciencia), que no está más abajo, ni más arriba. Pero si me quedo, es probable que tu energía se fusione tanto con la mía, que yo pierda mi identidad, que no es ni mejor ni peor que la tuya, sólo que completamente distinta.
Y me dá mucho miedo, la idea de quedarme dormida en tu cama y no despertarme nunca más.

martes, 29 de enero de 2013

Gran motivo

La escucho decir en voz alta "es que tengo muchas amigas, no me afecta tanto haberme peleado con una", la quedé mirando sintiendo MUCHA verguenza ajena, pero también pensando: "pobre, cuánta ingenuidad", evidentemente no se daba cuenta, de que acababa de decir dos pelotudeces en la misma frase, dos idioteces juntas... Y también, pensando, que quizás (seguramente) cuando yo tenía 15 años, es decir ...su edad actual, también creía posible, ese tipo de cosas. Pero no le digo nada, porque sé, que con el tiempo se va a dar cuenta sola, de que los verdaderos amigos son contados con los dedos de una mano, y que quienes intentan sobrepasar ese número, generalmente terminan rodeados, de amistades falsas. Así que la dejo pensar lo que quiera, porque sé, que con el tiempo va a descubrir, que aunque seas feliz y te diviertas mucho con tus amigos, en algún momento, terminás llorando por los que dejaste ir de tu vida, porque con el tiempo, vés que cada experiencia vivida, con cada persona, es única. Y sé que la va pasar indefectiblemente mal, porque comprender algunas situaciones solamente con el tiempo, suele ser una reverendísima cagada.
Por eso tener uno o dos amigos, ya es un gran motivo para salir a  celebrar.
 

No por lo que tenés, sino por lo que sos

El tipo del que más enamorada estuve en toda mi vida, tenía una pierna más corta que la otra, una cadera más abajo que la otra y una desviación en la columna, del carajo. Y lo amaba precisamente por su enorme  talento y seguridad en sí mismo. Así que no vengas a decirme que no me atrae estar con vos porque ya no tenés el cuerpo de deportista tenías hace años. Es verdad, que ya no quiero estar con vos porque estás muy cambiado. Pero no porque hayas cambiado por fuera, sino porque cambiaste demasiado por dentro. Prefiero la soledad y el silencio de los primeros minutos del día, a tener que despertarme al lado tuyo. Y no lo digo por lo que tenés, sino por lo que sos.
Es mucho más difícil (y mil veces más seductor) ser brillante, que ser lindo (lo cual no tiene nada de valioso).
 

lunes, 28 de enero de 2013

Un cuerpo distinto

Se puede confundir el buen amor, con el buen sexo.
Dicen que de noche, todos los gatos son pardos.
 Es teniendo eso en cuenta, que  todos los sábados, vos te emborrachás, para hacer más interesantes a las mujeres que tenés alrededor.
Y aunque despertarte con resaca, te hace levantarte de muy, pero de muuuy mal humor,sabés que sobrio, no te las bancarías ni un segundo...
Por eso  para mí,  tu reputación de mujeriego es una mentira, un falso rumor, porque si realmente te gustaran todas, por lo menos les pedirías su telefóno, porque creo que si en verdad te gustaran todas, no te acostarías siempre con un cuerpo distinto.
 

El arte de brillar

 
Es verdad, que querés llegar a un lugar muy difícil de acceder. Pero sé que lo vas a conseguir, porque sos muy exigente.

Además, cuando uno ya conoce una técnica, es como cualquier oficio, mientras más lo hacés, mejor te sale.

Así que, el arte de brillar, haciendo lo que más amás hacer, no te va a costar,porque no te importa caerte y levantarte dos mil veces al día, o cada vez que lo tengas que hacer.
 

Práctica


Y descubrí que no importa cuántas técnicas espirituales (o de sanación) conozcas,
 sino que las puedas sostener, que lo más importante, de cada práctica, es practicar.

domingo, 27 de enero de 2013

La parte más pesada del cuerpo

Tener proyectos, es hacer que algo se interponga entre la muerte y uno mismo.
Por eso, no entiendo un carajo, cuando alguien se muere mucho más lleno de vida y de entusiasmo que aquellos a los que les queda  un tiempo más para pasar en este mundo.
Aún sigo con la puta costumbre de tratar de comprender, situaciones que no tienen  ninguna explicación.
 Pero escuché que la cabeza, es la parte más pesada del cuerpo.
Y no lo dudo.


 

qué la privacidad exista en algún lado

No quiero que un día mis hijos, si alguna vez se me ocurre tener hijos con otro hombre que no seas vos, no quiero que encuentren entre mis cosas del pasado, todas las fotos que nos sacamos juntos.
No quiero que me pregunten quién sos.
No quiero que me pregunten por qué todavía tengo algo de un ex novio.
Prefiero quemar todos tus recuerdos en el fondo de un cuenco tibetano. Prefiero no dejar evidencias de esto.
Después de todo, dicen que donde hubo fuego, cenizas quedan.
Aunque a mí, lo que  me quedó, es ésta necesidad de salir corriendo a darte un abrazo y unas ganas de llorar, que mejor ni te cuento.
Pero la idea es que no se entere todo el mundo y que la privacidad exista en algún lado.

sábado, 26 de enero de 2013

Necesidad humana


En India no matan a las vacas, por los mismos motivos
que nosotros, somos incapaces de matar a un perro.
No se la comen, porque para ellos es un animal sagrado.
De la misma forma que acá, nos morimos de ternura al ver un cachorro.
Tenemos diferentes costumbres, rituales y hábitos cotidianos.
Pero también tenemos la misma necesidad humana, de sensibilizarnos con algo.

viernes, 25 de enero de 2013

Mundo verdadero

 Me pedís que te espere un tiempo más, me decís que falta poco.
Y yo te esperaría toda la vida, si estuviera segura, de que tiene sentido.
Pero sabés que no lo estoy.
Por eso, ya no puedo esperarte ni siquiera cinco minutos.
Y no voy a hacerlo, aunque a veces cometa el grave error de buscar dos tazas para el desayuno;
 de servir un plato demás en el horario de la cena o del almuerzo; o de pedir dos cucharitas de helado cuando compro un cuarto,  y sentirme una idiota después de hacerlo,  creo que de tan acostumbrada, a compartir mi vida cotidiana con vos.
Tarde o temprano, he de volver al mundo verdadero.
Tengo que despertarme del sueño que teníamos, tengo que abrir los ojos,  porque no estamos haciendo nada para concretarlo.


Al borde de un abismo

Nos emocionamos mucho cuando vemos a alguien que  está sano y salvo, después de haberse debatido entre la vida y la muerte. El resto del tiempo, no le damos  demasiada importancia al otro, ni siquiera nos damos cuenta de que la mera existencia de todos los seres que nos cruzamos, es un milagro. Pero basta con un tumor, un cáncer, un ataque cardíaco, un accidente automovilístico, cualquier acontecimiento que impacte con violencia sobre un ser querido, basta con algo así, para que reflexionemos un poco, a veces  en el pasillo de un hospital durante horarios insólitos, otras, encendiendo cigarrillos, como si dieran  respuestas que no dán los médicos.  Después de todo,  dicen que "la filosofía nace del asombro".  Y es en esos casos extremos de estupor y remordimiento, que casi todo el mundo deja todas sus estupideces y su ego totalmente de lado, como si la definición de lo esencial nos explotara en los ojos. Es que lo más importante de la vida, es la vida, pero a veces sólo lo descubrimos al borde un abismo. 





miércoles, 23 de enero de 2013

Yoga y psicoanálisis

Desde la inconsciencia uno puede hacer o decir cosas hermosas, cosas horribles.
Como por ejemplo, cuando le decimos a alguien te amo y cambiamos de parecer al minuto siguiente.
O como cuando le decimos a otro, que no lo queremos volver a ver, sin sentirlo sinceramente.
Pero, que sea lindo o feo, lo que hacemos o decimos, mientras estemos sin tomar real conciencia de nuestras palabras y actos, no es lo importante. Lo grave, es que traicionamos nuestras verdades por no saber contar hasta 10.
 Hasta donde yo sé, existen por lo menos dos formas de volver conciente lo inconciente, una es el psicoanálisis, otra es el yoga.  Por mi parte, prefiero el yoga. Considero que no todo es analizable. Hay un conocimiento silencioso, que queda por fuera del alcance de la mente.  Y a veces, es el lenguaje, lo que  no nos deja sentir, ni entender.


martes, 22 de enero de 2013

Balance

A veces pensás que te está pasando algo fuerte con otra persona.
Pero después, te dás cuenta  que no, de que  lo que tenías, era un momento de debilidad.
Es decir, te dás cuenta de que el amor, es otra cosa.
Y que después de la etapa de mirar  a alguien desde el enamoramiento, desde la idealización absoluta, de a poco, empezás a ver la totalidad del otro y por último, aceptando que lo que tenés en frente de tu cara, es un ser humano, que no hace todo bien ni tampoco todo mal,  tomás la decisión de integrar esa totalidad o no, tal cual es, a tu vida.
Ponés en la balanza lo bueno y lo malo y te fijás qué lado, pesa más.

Con los cinco sentidos

Cuidar del otro, sin antes cuidar de uno, es
como  pretender sanar al mundo, sin antes curarte a vos mismo.
Hay que estar en condiciones de ponerle el cuerpo
a las buenas intenciones que tenemos.
Hay que tener un cierto grado de fuerza y equilibrio, mental y físico,
 para sostener todas  las decisiones que tomamos.
Por eso, cada vez que te digo que no puedo ayudarte, es porque a veces, no puedo ni con lo mío.
Pero, cada vez que hago algo para estar bien yo,
es también para poder hacerle bien al resto.
Hacer algo por uno, es estar haciendo algo por todos.
Nadie puede asumir con los demás,  un compromiso que no asume ni consigo.
Nadie puede dar lo que no es, lo que no tiene, lo que no sabe, lo que no experimentó con los cinco sentidos.
 
 

lunes, 21 de enero de 2013

Decir mentiras

No  quedé en encontrarme con nadie, en ningún lugar, en ningún horario.
Me fui a caminar sin un rumbo concreto, por un rato indeterminado,
porque solamente necesitaba encontrarme conmigo.
Pero aún así mentí, es decir, que cerré la puerta de casa diciendo: - chau, voy con alguien al río.
Es que no puedo dar explicaciones, de lo que ni siquiera yo misma entiendo.
Y supongo que decir mentiras,es sentirse desbordado.
Lo feo no es mentir, sino el por qué lo hacemos.
 

domingo, 20 de enero de 2013

Puñetazos

Siempre me sentí atraída por el orientalismo
Siempre tuve la sensación de que a la filosofía occidental, le falta algo
Pero no me importa, si creés en el sol
No me interesa, si le rendís devoción a Buda, Krishna o Jesucristo
Cada persona, tiene su propio libro sagrado
Cada uno tiene un sistema de símbolos, con el que se conecta mejor
Estos últimos años, he recibido unos cuantos puñetazos, aunque violentamente luminosos, por parte de India, China y Japón
Pero lo más espiritual que me ha pasado en la vida, es tomar las joyas (lo más valioso) de cada religión
Es que me dieron una paliza tan, pero tan fuerte, que respeto la luz en todos lados.

 

sábado, 19 de enero de 2013

Seguir bien conmigo

Yo necesito seguir bien conmigo,
encontrar paz dentro de mí, por fuera de vos,
reconciliarme con el mundo que tengo...
Por eso, me voy lejos, porque aunque la felicidad, es algo que está en el interior de cada uno,
a veces, hay que alejarse durante un tiempo, de la gente que más queremos, para descubrirlo...


jueves, 17 de enero de 2013

Me pregunta

Me pregunta cómo pasé de estar tan apagada, a estar tan luminosa?
Me pregunta qué me cambió la cara?
Me pregunta a qué se debe, tanto brillo espiritual?
 
Y le digo que ahora sí, que me río con todo el cuerpo,
sin poder disimular la buena noticia, que me desborda.
Y le explico, que empiezo a sentir de la cabeza hasta los pies, la vibración de la risa.
Pero que eso, es  porque me puedo reír con todo el alma.


miércoles, 16 de enero de 2013

qué alguien entienda fácil

Cada quien con su lenguaje.

Él con sus palabras.

Ella, con sus acordes.
 
Todos hablamos un idioma diferente.


Pero aun así, intentamos traducir nuestras complejas percepciones del mundo, como si fueran simples.

Y cada tanto, tenemos la rara suerte, de que alguien entienda fácil, nuestros estados más difíciles.

 

Entrar en el corazón

¿Qué pasa cuando hacemos proyectos?
¿Qué parte de vos, qué aspecto de mí, está preguntando por el futuro?
¿ A quién le preocupa hacerlo?
  A mi miedo al abandono?
A tu necesidad de posesión?
 Podemos establecer un compromiso con respecto a nuestros actos.
Podemos arreglar un encuentro de ayer para hoy.
Pero no podemos prometer cómo vamos a sentirnos dentro de un año,
ni siquiera sabemos lo que nos va a pasar dentro de cinco minutos.
 Pero hay que salir de la mente para entrar en el corazón.
El amor es un misterio distinto para cada ser humano.
 No vamos a entenderlo a través de los libros que escribieron otros.
Por eso, produce una tierna revolución. 

martes, 15 de enero de 2013

Hacete un favor

Debe ser horrible, lo que te pasa.

No tener la costumbre de que te traten bien.

Y sentir por eso, tanto miedo, de que te quieran de verdad.

Pero aún así, no le pidas al mundo que acepte tu cobardía.

Tampoco pretendas, que todas las personas se hagan responsables por la fobia,

que el común de la gente te genera...

Hacete un favor, dejá de esperar que en  lugar de darte un beso, te den una puñalada.

Pará de generalizar situaciones, que son absolutamente únicas.

Y por sola una vez en tu vida,

date cuenta de que sos muy ama-ble, de que hay muchas cosas en vos, que cualquiera podría amar.

Por algo es, que tenés un magnetismo tan fuerte.
 
Por algo será, que sos un imán de intenciones protectoras.
  

Simbólico

Si el mapa no es el territorio, si el símbolo no es el significado, si la palabra no es el objeto.
Y si ya lo sabemos. Porqué las cosas que nos dicen, nos afectan tanto?
Qué golpe psicológico tan fuerte hemos recibido, como para hacernos dudar de nuestra fuerza interior?
Y cuándo nos vamos a levantar del piso?
 
 

lunes, 14 de enero de 2013

Por el lado del arte


Un día él te dijo: sos muy mujer.

Lo miraste desconcertada, sin saber qué contestarle,

no sabías ni de dónde salía esa frase...
 
Pero el comentario no venía por el lado de tu imagen.

Venía por el lado de tu arte.


Te lo dijo porque sabe, lo que muy poca gente reconoce,

que no cualquier cosa es una mujer,

como no cualquier cosa, es un hombre.


Por eso, la casita de muñecas que tienen de color rosa hasta el esmalte de uñas, es tan cómoda, que no te sirve, porque viene pre-fabricada desde antes. Y no forma parte de tu naturaleza creativa y desafiante, comprar diseños impersonales, dejar que te digan qué decir, qué pensar, ni qué ponerte.

Tu rebeldía es tan grande, que si te quedaras en un mundillo que no te hace sentir viva, estarías todo el tiempo, mirando detrás de una ventana, con ganas de morirte.

domingo, 13 de enero de 2013

Pero sin rencores



Yo sé que vos no me amás, que vos, me querés, que si a veces me desorientaste, fue porque te (me) confundiste.
También sé que me hiciste creer que querías algo que no existe, porque la mayor parte del tiempo, no sabés ni lo que querés.
Y no estoy preocupada ni enojada porque no me ames, lo que me preocupada bastante, es que nunca en tu vida, sientas amor por nadie.
Por lo tanto, ya no puedo ser tu cómplice, cada vez que me mentís un amor que no sentís realmente, te estás mintiendo, te estás convenciendo, de algo que no es. Eso, me parece terrible.
Por eso me despido, para dejarte libre el espacio que llenás conmigo, para que lo ocupes con algo, con alguien, que realmente te llene. Es decir, para que ames alguna vez, que aunque sentimentalmente, te dure un instante, lo vas a recordar para siempre.
Lo sé, porque yo te amo desde el momento 1 y todo el tiempo, te voy a tener en mente, con algo de nostalgia, pero sin rencores.

sábado, 12 de enero de 2013

De un momento para otro

Con el tiempo, descubrís que decir unas pocas palabras bondadosas, tiene un efecto mucho más tranquilizador que tomar un frasco entero de ansiolíticos; que mirar, con ojos comprensivos, consigue aliviar un persistente dolor en el pecho; que tocar con suavidad al otro, puede destruir en un minuto, la rígidez acumulada en un cuerpo, durante días, meses o años; que un beso bien dado, puede transmitir algo lindo, en una fea situación;  que escuchar, sin estar haciendo comentarios mentales, sin dar opiniones personales en el medio, permite al otro, ser totalmente sincero, sin recurrir a la mentira, como medio de protección.
Con el tiempo te dás cuenta, de que, cada vez que exteriorizamos lo mejor de cada uno, todos somos curanderos. Lo aprendés con el tiempo, o con la gente linda que te vas cruzando,  que te dá un sopapo de luz y de belleza, de un momento para otro.
 
  

jueves, 10 de enero de 2013

Todavía me importa

A la noche, quedo dormida, después del agotamiento que me ocasiona tener otro ataque de llanto,o lloro, estando dormida. Lo sé, porque tengo pesadillas, de las que me despierto llorando de la decepción y de la angustia.
Pero de tanto llorar de  irrefrenable manera, cada día que pasa, me levanto con la mente más clara y la conciencia más limpia.
Estoy limpiando profundas heridas psiquícas.
Estoy bañando mi universo mental y emocional.
Estoy asumiendo la parte de  mí, en la que estoy parada.
Estoy dejando venir, todo lo realmente que me pasa. Y si algo me pesa demasiado, o si algo me duele, me lo saco de encima.
Por eso, para mí llorar o enojarme, son reacciones sagradas.
Después de decir o de exteriorizar lo que siento, al día siguiente, me despierto cansada, pero liviana.
Si no lo hiciera, me pesaría tanto esta existencia, que me suicidaría.
Pero si  a veces lloro y me enojo con toda la furia, es porque mi vida, aunque no lo parezca, todavía me importa.
 
 

miércoles, 9 de enero de 2013

Me acordé


 Me acordé de la primera vez que me dijiste que me querías.
 Me acordé de reírme en tu cara, pensando que era un chiste, de vos diciéndome: "va a ser una lástima que hayas creído que te estaba jodiendo con algo tan serio, como querer a alguien".
Me acordé del día que quisiste explicarme porqué te gustaba tenerme cerca, "me sos demasiado abrazable".
Me acordé de que no tenía que ocultarte las desubicadas persecusiones de mi ex, que nunca ponías en duda mi incapacidad de traicionarte.
Me acordé de que ahora no tengo a quién leerle fragmentos de Pizarnik todas las noches.
Me acordé de los estrenos de cine a los que no vamos a ir juntos.
Me acordé de los postres que ya no voy a prepararte.
Me acordé de los besos más movilizantes que me diste.
Me acordé de  la mano que ya no puedo sujetarte antes de quedarme dormida.
Me acordé de los chistes que me hacías cuando estaba triste.
 
Me acordé de que no es bueno, usar tus recuerdos como medio de transporte, porque después los demás me preguntan a dónde me fui, que por qué estoy tan ida, tan lejos mentalmente. Y llega un punto en cual, ya no sé qué inventar, ni qué decirles.
 

martes, 8 de enero de 2013

Duele

Estábamos tan conectados con el presente,  que no pensé en el después...

Y estar del todo conciente, pero para nada mental, fue una inconciencia de mi parte.

Yo sabía lo que iba a pasar, pero lo que no sabía, era cómo iba a sentirme cuando eso pase.

Y ahora, tengo una sola palabra para describirte:  duele


lunes, 7 de enero de 2013

Perdón

Si el perdón fuera simplemente una palabra, hace mucho, te habría dicho que te perdonaba.
Pero es un proceso de transformación personal,  un cambio, que con pedirme que te perdone, ni siquiera empieza.
Y si conmigo siempre te sentís en falta, no es porque te reclame tu cuenta pendiente cada vez que te vea, es porque sabés, porque sentís, desde algún lugar, que conmigo tenés una vieja deuda emocional. Y cada día que pasa,  te dá más verguenza, no haber tenido algo de tacto espiritual, saber que te fuiste tantas veces más allá de la mierda, que no puedo mandarte a otro lugar...
Es que disculpar, lo hace cualquiera. Sin embargo, perdonar, es sólo  algo propio de grandes almas. Si realmente podés, perdoname, que no pueda perdonarte, al menos por ahora.
 

domingo, 6 de enero de 2013

Flores en mi ombligo

                                 Estaba demasiado bien al lado tuyo.
                                 Pero aún así, no tenía ni la menor idea
                                 de que la felicidad, no estaba en el futuro,
                                sino en el momento único e irrepetible,
                                         que estábamos viviendo.

                               Lamentablemente me dí cuenta de eso,
                                 cuando se rompió lo que teníamos.
                              Sobre todo,  cuando después de intentar arreglarlo,
                                    nunca más, volvió  a ser lo mismo.

                                 Por eso mi tristeza, no tiene remedio.

                                  Es que vos, siempre pusiste tantas flores en mi ombligo,
                                  que jamás pensé, que se iban a marchitar delante de mis ojos.

 
  

sábado, 5 de enero de 2013

Palpo el vacío

Tal vez si supieras que hace ya años, me siento horriblemente mal, no me pedirías que me ponga linda, no me dirías que me vista bien, mientras me siento pésimo. Y quizás, si tuvieras alguna noción de que mientras los demás están durmiendo,  me las paso llorando a moco tendido, no te resultaría tan sospechoso, que me levante tarde con el cuerpo cansado, ni te parecería, tan anormal ni tan raro,  que  no quiera ver a nadie, ni mucho menos, ir al río...Yo me estoy ahogando en otro, aunque utilice el silencio de la noche y el ruido de la ducha, para no hablar al respecto.
Ojalá no fueras tan exigente conmigo, que durante el verano hago un viaje tan lejos de mi yo cotidiano, que me desenchufo del mundo y tomo tanto, pero tanto, contacto conmigo misma, que palpo el vacío y me vengo abajo...
Por eso, me vés tan seguido con puntadas en el estómago, aunque esté comiendo bastante sano, porque no puedo digerir tanto dolor junto.
 

miércoles, 2 de enero de 2013

ATAQUE de RISA

Yo no creo en las brujas (en las oscuras, o en el poder que tiene la gente mala), pero que las hay, la hay (gente desconectada de su dimensión luminosa). Y sólo podés vencerlas con  buena onda, es de decir, con un ATAQUE de RISA.

martes, 1 de enero de 2013

Lejos

Me diste un golpe de luz.
Un sopapo luminoso.
Y tenés un impacto fuerte en mí , un efecto, muy tornasolado.
Pero todavía me cuesta salir por completo, de la tristeza que tengo.
Cada tanto, me escapo de lo que me está pasando, con ayuda de música y de libros.
Teneme un poco de paciencia, aunque no tengas nada que ver con esta situación.
 Yo sé que la vida pasa por otro lado.
Y no es, que no quiera irme del lugar en donde estoy; de hecho, lo desprecio.
 Lo que pasa es que aún me duele todo el cuerpo,  de la recaída que tuve antes de conocernos.
Es que me partí el alma en un millón de fragmentos, aunque nunca me haya tirado en una cama, para hacer por lo menos, un par de días de reposo.
Por eso yo te pido, que me dés  algo más de  tiempo, para recuperar el equilibrio.
Estoy tan sensible, tan frágil, que hasta la rotación de la tierra me está afectando.
No obstante, estoy segura de que cuando esté un poco mas fuerte, la primer persona
 en la que voy a pensar, para fugarme lejos, vas a ser vos.