lunes, 31 de diciembre de 2012

Mirando hacia adentro

Vos insistís  con que soy tierna,

me adjudicaste ese rótulo,

desde la primera vez que nos vimos.

Es que te encanta, hablar sin fundamentos.

Y yo te digo, que ¡no es cierto!.

O que sí lo soy, pero no sólo.

O que sí, que tenés un poco de razón, pero que no es para tanto.

Y también decís, que se nota que tengo mucha vida interior.

No sé cómo te diste cuenta, pero eso sí, que no te lo discuto.

Estuve mirando hacia adentro.

Me estuvo auto-observando mucho,

a pesar de que me dá vértigo mirar para abajo,

encontré un montón de cosas que guardo hace años,

hábitos, costumbres, tendencias repetitivas

de las que aún, no pude despojarme del todo,

aunque no me sirva retener,

aunque sepa que no tendría que seguirme aferrando a eso.

No todo lo que hay en mí, es lindo.

Por eso, cuando me vaya, no vas a extrañarme, te lo prometo.

No creo, que cuando lo haga, te sientas dejado,

porque la que toma mates con vos,

nunca puede ser, lo que totalmente siento.


Tus descripciones acerca de quién soy, no son las mías, te las devuelvo.

Quiere que expandas tu conciencia, cuando me mires a los ojos.





 Quiero, que realmente me escuches, cuando te estoy hablando.

 Yo no soy perfecta, yo soy yo, lo siento.
 


domingo, 30 de diciembre de 2012

Algunas brujas

 
A veces no importa qué decimos, sino el cómo.

Lo sabés perfectamente, a tal punto de que nunca te afecta,
si te llamo por tu nombre completo,
si uso tu apócope cuando te nombro,
o si te digo amor.
 
 Porque te lo digo, en un tono tan dulce, que vos
te das cuenta, de que te amo.

Por eso te reís tanto, cuando te digo que sos feo.

No tenés nada que objetar al respecto.

La magia depende de la intención de los símbolos.

Y algunas brujas, usamos las palabras en un sentido inverso.

Así que vas a darme un beso, cuando te diga que sos odioso.
Y un abrazo, incluso después de haberte dicho:
qué tengas un feliz año, mamarracho.
 
 
 

sábado, 29 de diciembre de 2012

Pensar o Ser

 

viernes, 28 de diciembre de 2012

Te espero

Te espero con los mates recién preparados.

Te espero con un montón de textos en los que te tengo muy presente, por no estar conmigo, o por estar muy ausente, muy ido, muy lejos.

Te espero con lo que tenga para decir, de los libros que voy a leer durante este verano.
Te espero con un sahumerio encendido, con el aire perfumado y una buena música de fondo.
Te espero en un estado de insuperable buen humor.

Te espero con todos los chistes que necesites que yo te haga para subirte el ánimo.
Te espero tan desalineada como si fuera sábado o domingo, con un aspecto relajado, pidiéndote lo que siempre te pido, que cuando entres a casa, te saques los zapatos, no quiero que te sientas en el rígido ambiente al que estás acostumbrado.
Te espero sin ponerme nerviosa, sin mirar el reloj.

Te espero con tus huellas digitales impresas en mi cuerpo. Y con una excelente memoria física del abrazo que me diste, cuando estaba bajón y del que me pediste, cuando estabas angustiado.

Te espero sabiendo que no somos nada, pero somos algo,
que al menos por ahora, significa mucho.

Te espero porque gracias a vos, ya estoy un poquito mejor.
Y no puedo desentenderme de eso.





 

jueves, 27 de diciembre de 2012

Inocentes mates

Te extraño, delicuente.

Pero falta poco,
a penas uno o dos meses,
para que me devuelvas todos los besos que me robaste.

En realidad no te ilusiones con que está todo bien entre nosotros,
cuando yo te invite a tomar unos inocentes mates.

Ese es el único asunto, por el que te quiero ver.


miércoles, 26 de diciembre de 2012

Viaje creativo

Soy tu primogénita pero, no soy tu sucesora, no soy tu reemplazo.
No vine a ponerle el cuerpo a tu espíritu, es decir,
no vine a reproducir tus gestos, tus ideas, tus  costumbres, ni tus gustos.
No quiero ser una copia ni una imitación de lo que sos,
porque respeto profundamente, tu autenticidad como ser humano.
A veces, me duele la cabeza de tan sólo pensar en la cantidad de expectativas que pusiste en mi futuro. Esos pensamientos son los que más me han frenado, los que más me han bloqueado, los que menos me han dejado, definir lo realmente que quiero.
La verdad es que te amo desde que nací, pero la verdad es también que no puedo  llevar tan lejos mi complejo de Edipo.
Y aunque llevo orgullosa tu sangre en mi adn y tu apellido en mi documento, tengo que ser simplemente yo.
No puedo dejarme encerrar en tus opiniones ni en tus rótulos,
 porque mi realidad, está al margen de todos tus conocimientos.
Sé que rompí muchos de tus esquemas, pero no quise ser grosera ni violenta, con tu Ego paterno.
El viaje creativo es un proceso demasiado largo, como para llevar el peso de lo repetitivo.

lunes, 24 de diciembre de 2012

Te lo debo

 Feliz noche buena, mi amor.
 
       Voy a brindar para que termines  embriagado de tantas muestras de afecto.
   Y tambien voy a mirar cómo descorchan una sidra delante mío, pensando que al mismo tiempo,
 vos estás escuchando hablar a algún poeta borracho, que pasado de copas, te dice cosas,
 mucho más dulces que el vino blanco.
 
Le voy a pedir al universo,que no haya noticia periodistica en el mundo,  episodios familiares, preocupaciones ni piromaniácos,que te amarguen el ánimo.

Mi obsequio te lo debo, es el beso que te guardo acá, hasta que volvamos a vernos.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Mapa urbano

No voy a olvidarme de vos.
No sos una historia que encontré en mis libros.
No sos una materia que estudié en el secundario.
No sos alguien de quien otras personas me hablaron.
No sos un idioma que nunca practico.
No puedo olvidarme de vos, porque te aprendí con el cuerpo.
Y aunque  te vayas a la otra punta del mundo, mi alma no puede estar geográficamente lejos tuyo.
Por eso te pido, que por favor me la cuides bien hasta que vuelvas de tu largo viaje, o que si ya no la querés, me la devuelvas rápido.
Sé que vas a desaparecer por un buen (mal) tiempo.
Pero no estoy lista para que desaparezcas, porque yo te extraño.
Y porque jamás te agradecí por ser lo más genial y extraordinario, que me pasó durante el año.
Creo que antes de borrarte de mi mapa urbano, te merecés por lo menos, esa sinceridad que nunca tengo.

Fin del mundo

Es la hora de cerrar un ciclo mental oscuro, de enterrar los recuerdos feos, en un lugar alejado.
O bien, tirarlos al mar o río.Permitir que el presente siga su curso espontáneo.Desbloquear la energía estancada en el pasado.  Soltar todo lo que nos desconecta de nuestro lado luminoso.Abrir la cabeza. Abrir el corazón.  Despojarnos de aquello que siempre nos lleva a traicionarnos.
Comprender que el fin del mundo, es esta revolución.  Una muerte simbólica de las cosas tal cual las conocemos.  Nada más transgresor que empezar, o seguir el camino, del trabajo interior.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Me mata

Hay días en los que me encantaría, parar de leer (te) entre líneas.

Es que si  yo no me diera cuenta de la gravedad que hay detrás de una pregunta dicha con total liviandad,  no estaría tan triste, no estaría tan mal.

Pero lamentablemente, hace años que aprendí a leer los pensamientos, por suerte no sé qué piensa todo el mundo, pero sí sé lo que piensan algunas personas.  Y desde que tengo ese registro mental de la realidad, muchas veces tengo que levantarme lo más rápido posible de la mesa, para no perder el eje, para no mandar a nadie a cagar.  Es que aunque lo que se dice en un segundo, a mí me deje hecha mierda durante semanas enteras, prefiero quedar como una mal educada, que serlo de verdad.

Pero sé, que haga lo que haga, siempre voy a ser la hija de puta de la pelicula.
Eso me mata.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Acto silencioso

Necesito saber, si me lo estabas diciendo, desde la mente o desde el corazón.
Si me estuviste hablando, desde la conciencia o desde el intelecto.
Si solamente estás tirando arena para tu costal o si realmente, querés construir algo.
Si me estás blanqueando  ideas, o  sentimientos.
Si me explicás que sí soy importante para vos, desde tu parte racional, o desde tu lado intuitivo.
Es que el verdadero origen de las palabras, altera completamente su significado más profundo. Y yo no quiero, hacer una mala traducción mental de nuestros diálogos. No quiero nada confuso entre nosotros. Por eso, te pregunto en dónde está tu diccionario espiritual, cuando de repente, parece que dejamos de entendernos en lo básico. Por eso, te digo que no sé qué significa para vos el amor,  cada vez que vuelve a sonar el disco rayado de nuestros conflictos no resueltos.
En definitiva, a veces me ponen tan triste nuestras charlas, que lo único que necesito, es saber con quién estoy hablando.
Pero eso no es algo que pueda descubrirse gritando ni discutiendo,  sino mediante un acto silencioso, que hable por sí mismo.
Estoy dejando de hablarte, para decirtelo todo. 

Distanciada

Me preguntaron si  yo soy una fotógrafa-escritora o publicista.
 Dejé que piensen lo que quieran, porque a esta altura mucho no me importa...  
En algún momento, me dejaron convencida de que en este mundo no suelen apreciar bien la belleza. Vos por ejemplo, tenés una sonrisa de arte, pero nadie paga, ni agradece por verla.
Es que hay imágenes intangibles, que no puede captar el lente de ninguna cámara digital, como las gotitas de luz que desplegaste por todo mi ángulo visual, prácticamente desde que me dijiste: - hola.
Estoy segura, de que te quedarías tan ciego como  lo estoy yo ahora que te conocí, de que te quedarías con la mirada en blanco, si te sacaran fotos, cada vez que brillás ...
Sos un flash demasiado fuerte, demasiado luminoso para mi vista.
Por eso, a veces, necesito que te vayas, necesito pedirte, que me dejes sola.
Hay sentimientos, relaciones e ideas, que sólo puedo estudiar
tomando kilómetros de distancia...

Hay alejamientos, que nos acercan  a la verdad que tenemos encima. 

jueves, 20 de diciembre de 2012

Pupilas dilatadas

 
Muchas veces los libros son como una droga. Uno desarrolla  gradualmente una enorme adicción  por la lectura. Entonces se empieza a generar una dependencia  no física, pero sí psicológica. En esta enfermedad se incorpora el ritual obsesivo de viajar con la cabeza. Y uno descubre, que puede renunciar a muchas de sus pertencias preferidas a la hora de armar una bolso, que uno puede tirar muchos objetos mientras realiza una mudanza, que uno puede hasta regalar ropa que ya no usa. Pero no puede quedarse con pocas alternativas literarias. Porque entonces, la persona entraría en un estado de abstinencia gracias al cual tendría la espalda mucho más contracturada que cuando se las pasa leyendo toda una tarde, toda una noche, o todo un día...
  Los adictos a los universos de papel, no leen durante horas enteras,  para  reafimar sus ideas, sino que necesitan seguir leyendo, para justamente no quedarse con el último relato, para no aferrarse a la última palabra. Necesitan seguir descubriendo autores que estimulen esa imaginación y esa originalidad, que los ayuda a sobrellevar las dimensiones predescibles y repetitivas de la vida. 
 
 Se puede tener el vicio por el conocimiento, quienes lo tienen, aunque invierten fortunas en librerías, se mueren en charlas de café completamente aburridas e innecesarias. Pero también se puede tener el vicio por la conciencia. Y quienes lo tienen, los que leen para expandir su percepción de la realidad, mueren  por una sobredosis de sabiduría, con las pupilas dilatadas, de tan desbordante estado de felicidad.

Inspirada por Ana Paula

Si la melodía de una canción nos ayuda psiquicamente a fijar mucho más un recuerdo, al punto de que un montón de veces no podemos parar de tararear un tema que odiamos; también podemos hacer las cosas más complejas para nosotros, como aprender a hablar un idioma totalmente distinto al nuestro, CANTANDO, o ir a un lugar al que nos cuesta horrores llegar caminando, BAILANDO.
Así incoporamos el biorrítmo que realmente necesitamos. Y sostenemos la vida, que en verdad queremos. Escuchando la musicalidad, o voz interior, que le deja al cuerpo, tomar impulso.
 
 

Amistad

 
No pasa por  ser demasiado parecidas, tampoco pasa por estar de acuerdo en todas nuestras creencias e ideas...Ni tiene nada que ver con contarnos todos los detalles  irrelevantes de nuestra vida cotidiana...Es este gusto por chusmearnos la trama  de los libros, las peliculas y las historias personales que nos rompieron la cabeza.... Es esta necesidad psicológica de compartir una pasión, como la causa social  de mejorar el mundo, desde distintos lugares, desde diferentes prácticas terrenales y concretas, pero con la misma meta espiritual...
Se trata de ésta complicidad de hermanas que se miran  a los ojos y ya saben, qué travesura hizo la otra, pero que aún así, disfrutan  tomar unos mates para confesarse palabras, en la intimidad que ofrece una cocina. Y es también, la desubicada costumbre que siempre tenemos, de reaccionar haciendo chistes, de estar buscando  la risa,  ante las escenas más trágicas. Lo que hace de nuestra amistad una cucharada de miel, una buena dosis de dulzura, en nuestras situaciones más amargas.
 

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Ecos de revolución

Alguna vez pensaste o te hicieron creer, que la belleza, era responder a un determinado modelo estético. Te inculcaron, que hay una única forma de ser femenina, que lo único que te hace linda, es entrar en un prototipo, atrapar la mirada del otro, llamar la atención mucho más por lo que mostrás, que por lo que estás diciendo o pensando. Entonces, te dejaste ubicar en un lugar de objeto, permitiste que camuflaran tu cuerpo, como si fuera un mueble, perfectamente diseñado, para ser confundido con el fondo...
Te convencieron, de estar más tiempo aparentando ser algo, que siéndolo...
Y siempre lleva  tanta energía, cumplir con los interminables requisitos del resto, que con tanto desgaste mental y fìsico, durante mucho tiempo, olvidaste que vos, no sos todo el mundo. Pero de todos modos, un día tus pies ya no toleraron seguir arriba de los incómodos tacos que te impusieron; un día tu espalda, ya no pudo sobrellevar el peso de los conceptos ajenos. Por eso empezaste a caminar descalza, a sentir la conexión con la tierra, empezaste a buscar una propia definición de lo que sos.
Hay gente que no tiene estilo. Hay personas que prefieren ser configuradas por otros. Pero vos, sos una redecoradora de tu lado interior y exterior. Mujer artista, creadora de su mundo subterráneo. Alguien que ama su constante proceso de auto-transformación. Una viajante, que encuentra el sentido de su vida en la aceptación del cambio.  Descubriste que tenés algo mucho más interesante  y profundo para dar, que un par de contornos de plástico. Es decir, piernas duras de tanto ir en bicicleta a todos lados,pero con músculos fuertes para seguir avanzando; firmes glúteos para no romperte los huesos cuando te caigas de espaldas, pero no para que te digan que sos una araña pollito; diminutos pechos, que no te desvien  la columna, ni te jodan la existencia por su peso; ojos grandes, para ver las cosas como son; poesías, inquietudes de todo tipo; actitudes y palabras, que  marcan luminosamente al resto; una sinceridad que no acepta sobornos;  movimientos corporales como el del gusano que se convierte en mariposa,  sólo porque tus pasos, dejan ecos de revolución en espacios comunes, donde nadie se anima a hacer ruidos...

martes, 18 de diciembre de 2012

Simples, pero intensos

Yo sabía, que para llegar hasta tu corazón, no podía tomarme ningún  atajo.
Se notaba, que para conmoverte, tenía que viajar por el camino largo...
Pero me encantó, que no te regales,
porque sos demasiado valioso, para hacerlo.
Y es solamente porque te entregás nada más y nada menos, que si te sentís plenamente convencido, que sé, cuánto tengo que llegarte, para decirme un piropo o acariciarme el pelo...
Es solamente porque sé, cuánto te cuesta ser demostrativo, que conozco,
 el inmenso significado, de tus pequeños gestos, que son simples, pero intensos...

Tiene mucho sentido para mí, hacer un trabajo de hormiga al lado tuyo.
Así de lento, puede ser, construir algo real, algo sólido.
Por eso, sos el único, que me quita el sueño.
Por eso, no quiero soltarte la mano.

Es que tengo el cielo a mis pies, cada vez que comparto un rato de vida con vos.
Este es un amor muy colgado, muy volado.
Mi única pista de aterrizaje, son tus ojos...

domingo, 16 de diciembre de 2012

Círculo cerrado


Ya sin rencor, veo con mayor claridad mental, lo que realmente fue, nuestro pasado juntos.
 Y a pesar de que estuve demasiado tiempo llorando nuestra última conversación, sé que en el fondo,  siempre nos hace bien, que nos digan la verdad, aunque de tu boca, hayan salido palabras, que en su combinación física, me dieron mucho asco.

Recién ahora entiendo, que tenías que cruzarte en mi camino,
 para que me encuentre con el más importante de todos mis conocimientos,
para saber quién soy, para ampliar lo que sabía, a cerca de mi mundo interior.

Y sé que por eso, te respeto un montón, no por romperme el corazón,
 sino por destrozarme el Ego, por tirarme abajo todos los esquemas psicológicos.
Gracias a vos,  dejé de eternizar lo pasajero,
aprendí a disfrutar la autenticidad de cada situación,
a amar, sabiendo que el otro no tiene por qué corresponder mi amor,
a soltar relaciones y momentos, sin sujetar nada con la mente ni con el cuerpo,
empecé a dar, pero a dar en serio, perdiendo el control y la cuenta, de lo que estoy dando...

Ya no me duele,  la historia que cerramos.
Los círculos, son más lindos, cuando están completos.
El sol, es la parte más hermosa del cielo.
Y por eso, vuelvo a maravillarme con su brillo.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Luan

Cada tanto, Luan abre esos inmensos ojitos, interrumpe durante un segundo su constante siesta, mira, con una luz que parece ser de otro planeta. Y entonces, cuando mi mirada se cruza con la suya, sé que la única razón por la cual traería un hijo, a este lugar en el que existe tanta violencia, a este mundo tan oscuro y materialista, sería para presentarle a mis maestros espirituales y a gente tan luminosa, como su mamá.
 Y también sería, para darme el lujo de contemplar, un gratuito espectáculo de ternura.




No estoy mirando al revés ni tengo una escala de prioridades desubicada.
Sólo estoy viendo desde otra perspectiva,porque necesito contemplar que este mundo, por fin, se dá vuelta. 
Y sé que la incondicionalidad, es lo único que puede mejorar, las condiciones de la realidad.



Enormes mini-cambios


Si no te ahogo ni te presiono nunca, es porque yo decidí nadar en tus ojos, desde la primera vez que tu mirada se cruzó con la mía. 
Si presto atención al momento en el que verdaderamente necesitás atenciones y mimos, es porque sé que a vos, casi todos los excesos, te agobian.
Por eso, mi amor tiene la misma  fluidez  del agua.
Y parece, que cada vez que vierto una gotita de cariño sobre tu piel, no pasara nada. 
No obstante,  casi siempre te resulta tan desconcertante, tan de otro planeta, la calma con la cual reacciono a tu furia, que poco a poco,  tu corazón de piedra se ablanda y me abrazás, en un impredecible, ataque de ternura. 
Entonces, mientras me limito a dar lo mejor de mí, me dejo sorprender por los enormes mini-cambios que hacés, cuando te dás cuenta de que te amo tanto, que no te quiero cambiar. 

viernes, 14 de diciembre de 2012

Más hermoso de mi vida


Lo que tengo para ofrecerte es solamente esto, el mate con miel, las charlas, alguien que te habla siempre con una mano en el corazón, aunque no siempre te diga lo que tenés ganas de escuchar; alguien que pase lo que pase, te recibe con una sonrisa en la cara; las ideas que reafirmo y las que ya no me cierran; los fragmentos de filosofía, que tomé prestados de India, Japón y China;  la costumbre de sentarme en el piso y hablarte cruzada de piernas, con una serenidad que neutraliza totalmente tu estado emocional; los masajes descontracturantes en la espalda; el té que preparo en tu cocina, cada vez que te enfermás;  los fideos con queso y manteca, las milanesas semi-quemadas; el beso en el cachete, por tu chocolate durante la semana de la dulzura. Y sin que lo sepas, también tengo para darte, ¿por qué no?, los poemas que siempre voy a preferir que no leas, porque la única forma, en la que yo disfruto que me desvistas, es sacándome la ropa. Pero no quiero, que me desnudes el alma, no quiero que empieces a manejar tanta información confidencial junta, no quiero sentirme tan expuesta. Además, sé que ya aprendiste a deletrear, las frases que mis ojos revelan, cuando ya no puedo ocultar lo que me pasa. 
También tengo para vos, este nudo en la garganta del que no podés darte cuenta, porque no paro de contarte cosas, porque voy pasando de un tema al otro, para no hablar precisamente, de lo que tenemos que hablar... para que no sospeches ni siquiera, que sos la razón por lo cual me levanto todos los días de la cama y también, lo  mismo  por lo cual, hay momentos, en los que no me quiero despertar.

A veces, es horrorosamente lindo, aceptar que sos el hombre, más hermoso de mi vida. 

Es que tu belleza, hay días que me tiene de puta madre y otros, que me pone de puta pena.


jueves, 13 de diciembre de 2012

El brillo comprimido


El hombre adivino que tenés adentro, sabe cuándo estoy mal, sabe que cuando yo no quiero que nada entre y que nada salga, uso ropa negra y tengo la mirada oscura, porque me siento deprimida.  Pero, también sabe, que cuando recurro a los colores del arcoiris, es porque estoy dejando entrar y salir de mí, toda la luz que mi corazón puede registrar. 
Por eso, sos la lluvia plateada que  limpia toda la porquería existencial acumulada en cada rincón de mi aura.
Si me gusta tanto percibir tu presencia, es porque aún teniendo una energía tan poderosa como la tuya, nunca intentás intelectualizar tus experiencias místicas ni las mías, es porque no rotulás lo que nos pasa, es porque te dás cuenta de cuándo necesito silencio y soledad y porque además, no invadís mi necesidad con palabras, no irrumpís con  preguntas que no te puedo contestar y no me pedís que esté tranquila cuando vés que estoy violenta, porque sabés, que para que yo me saque, tengo que haber acumulado un millón de causas para explotar y que después, se me pasa y vuelvo a encontrarme conmigo misma, para poder llenarte de besos  toda la cara. 
Tus pequeñas magias, consisten la mayor parte del tiempo, en  saber cuándo no hacer ni decir absolutamente nada, en una sabiduría, capaz de  tragarse su Ego espiritual, capaz de asumir,  que es eso, la inacción total, lo único que necesito, cuando casi todo, me satura.
Es que cuando no intentás cambiarme la cara, me la cambiás,  con esa paciencia, que no me apura hablándome de sus experiencias ni de sus teorías, acerca del mundo y de la vida. Tengo que admitir que por suerte, no sos otro capitulo más de "hablemos sin tener la más puta idea". Tengo que reconocer que por suerte, no me hacés ninguna escenita trágica.
Es que, cuando no contaminás con tus opiniones, ni un céntimetro de mi privacidad anímica, yo te dejo conocer cada vez más profundamente mi intimidad, porque me dejás ser yo y no otra. 
Por eso, te amo con locura, porque sin planearlo, sin proponértelo, me hacés reír, me hacés brillar, sin  ganas. 
Y así es como contemplo y puedo tocar, el brillo comprimido en todas las cosas. 



miércoles, 12 de diciembre de 2012

Niña mal

Me cae muy bien, que no te afecte, que tus padres crean, digan, que sos una niña mal.
Estoy muy orgullosa, de tu libertad interna.
Mucho más sofisticado, que medir tus palabras y sostener una pose linda, es hacer lo que sentís y decir lo que pensás.
Mucho más llamativo, que el perfume importado y la ropa de marca, es tener una tendencia propia, original y ecléctica.
Mucho más elegante, que el make up y los tacos, que te dicen que ya mismo empieces a usar, es dejar a tu piel respirar en paz y a tus pies, mantener su verdadero eje de gravedad.
Mucho más impactante, que el oro y la plata que puedas utilizar, es la joya interna, de alguien que se dedicó a pulir totalmente su brillo espiritual.
Mucho más atractivo, que ese incómodo corpiño con arco que usan casi todas las mujeres para sostener una pseudo belleza, es la curvatura de tu sonrisa, cuando estás relajada.
Mucho más enriquecedor, que estudiar esa carrera, con la cual se supone [suponen], que vas a llenarte de plata, es inscribirte, en lo que te interesa.  Es que, sólo haciendo lo que te conmueve hasta las lágrimas, vas a hidratarte por dentro, vas a evitar que se te seque el alma. Y esa es la única estabilidad, es la única tranquilidad, que te tiene que importar.
 Tu mejor maquillaje, es estar contenta.
La ropa que mejor que te queda, es lo que tenés puesto cuando hacés algo con lo cual estás amorosamente conectada.
Tu conocimiento más útil, es el de las teorías que sí podés poner en práctica.
Y tu mayor protección, de este mundo de gente que está dormida y ciega, con los ojos abiertos, es la conciencia, de entre-cerrar tus ojos, para meditar.


martes, 11 de diciembre de 2012

Química pura

No voy a adecuar mi felicidad, a lo que piensen los demás.

No la voy a poner en manos ajenas.
 No voy a dejar que mi situación emocional,  se distorsione en unas manos que no pueden sentir, ni tocar, la adrenalina que me inyecta en el cuerpo y en la mente, tu simple presencia, que de simple, no tiene nada.
A veces, las buenas intenciones, de la gente que más quiere hacernos un bien, nos pueden hacer muy mal. 
 No obstante, yo le creo a  la luz descomunal que encuentro en tu mirada, mucho más que a las palabras de cualquiera,  porque mirarte, tiende a aclararme todas las dudas.
Por esa razón, sin enojarme con los consejeros, con esos que hablan desde su propia perspectiva, escucho mi voz interna y sé, que no tengo por qué  renunciar a lo que me pasa, que no tengo por qué alejarme de alguien que adoro tener cerca, que no tengo por qué hacer un duelo, cuando estoy atravesando una alegría. Los prejuicios, maquillan el rostro de la verdad.  Entonces, cierro los ojosporque quiero ver las cosas como son, no como se  muestran desde afuera. Cuando lo hago, lo único que veo, es que vos, jamás me hiciste llorar. Al contrario, cada vez que salís de mi casa o que yo salgo de la tuya, me dejás con tu energía solar bailándome arriba de todo el cuerpo, me dejás con una sobredosis de sonrisas en la cara. Me hacés entrar en  un inmenso estado de éxtasis espiritual.  Y es por eso, que para mí, sos química pura.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Joyas espirituales

¿Qué pasa si tenés mucho miedo de no concretar  tu sueño?

 A veces, sentir eso, te hace replantearte, si ese era un sueño verdaderamente tuyo o una idea de vos, que te inculcaron otros.O quizás, te dás cuenta, de que  tenías un plan diseñado en tu mente, de que tenías el futuro totalmente programado, pero que en el camino, se te cruzaron un montón de carteles, señalándote  ir para otro lado. Entonces, te preguntarás si lo que querías antes, puede encajar con lo nuevo. Y si te dás cuenta de que no, de que en el fondo, no soportás saber cómo va a ser el resto de tu vida, sino que preferís y que amás, no tener la menor idea ni siquiera, de lo que para mañana, te tiene preparado el destino, lo que pasa es que sí estás comprometid@, pero no con el movimiento convencional del universo, sino  con el sendero creativo. Much@s, hacen viajes tan cansadores y aburridos,  que se quedan dormid@s, con los ojos abiertos y se parten el alma chocando con los proyectos ajenos. Pero vos, podés viajar despiert@, podés hacer tu viaje, con los ojos cerrados, sintiendo y pensando, es decir, confiando en tu mente y en tu corazón. 

No vendas tus sueños, porque hay joyas espirituales que no tienen precio. 

domingo, 9 de diciembre de 2012

Vos no tenés la culpa


El orgullo, es algo que se tiene cuando hay algo para perder y yo, ya te lo dí todo. 


Por eso, ya no tengo nada para decir, porque no quiero escuchar lo que ya sé, lo que ya sabés, lo que ya sabemos desde el inicio. Pero no estoy evitando

 mantener un diálogo, desde el enojo, ni desde el resentimiento, tampoco desde la frustración, porque nunca me entregué a vos esperando recibir algo a cambio y porque aunque siempre supe que sos muy, pero muy poco demostrativo, lo asumí como una parte tuya, contemplando tu verdadero encanto en otros de tus aspectos. Si ahora he decidido no preguntarte qué pensás, qué sentís, al respecto de estos últimos 10 meses juntos, es desde la aceptación de lo que [no] es y desde el infinito amor que te tengo, porque lo que me pasa es algo tan puro, que no está dispuesto a ponerte en el incómodo lugar, de explicarme, aquello de lo que nunca hablamos, porque era obvio, porque es demasiado obvio y demasiado evidente, como para volverlo un tema de conversación entre los dos. Además, cuando te veo, no busco investigar el futuro, cuando te veo lo único que busco, es un abrazo. Pero, vas a viajar a otro país. Y a mí el sólo pensar en eso, me impacta tanto, que estoy segura de que voy a quedarme todo ese tiempo metida en mi habitación, viajando, pero hacia adentro. Entonces, me voy a dar el lujo que casi nunca puedo darme frente al resto, el de deprimirme mucho y acostarme en donde pueda llorar tranquila, sin tener que escuchar la voz de nadie diciéndome que en realidad  lo que está pasando, está pasando porque sos un pelotudo, cuando yo sé muy bien, que no tenés la culpa, de irte, que no tenés la culpa, de no estar enamorado. Por eso, porque te vas a ir, porque ya te estás yendo y porque me duele soltarte tan de golpe y tan de a poco, sé que mi amor, ya cumplió su función en el mundo, aunque me cueste tanto, enterrar esto.


viernes, 7 de diciembre de 2012

Otra revolución sanadora


Adoro los contrastes de la payamedicina. Por un lado, visualizar esos vestuarios coloridos y graciosos, que están ocultando, la verdadera identidad de quienes están ocupándose de tareas tan serias, como poner a funcionar el poder terapéutico de la risa. Por otro lado, esa falsa impresión que dá un payamédico, de estar como conectado a otro planeta, cuando en realidad, tiene los pies mucho más en la tierra, que casi todos los demás.  Porque esa llamativa nariz roja, se asoma a casi todos los altibajos del  que está recostado sobre una camilla  y desaparece de la habitación, cuando logra levantarle el ánimo a esa persona. Cada vez que aplican una inyección de alegría en el cuerpo emocional de alguien, no solamente cumplen su misión sanadora, sino que también, se abre un abismo entre tener compasión y sentir lástima. O por lo menos a mí, se me presenta como  obvio e irrefutable, que interesarte en lo que le pasa a los demás es una acción, una práctica y no una mera apreciación subjetiva de la que solamente se habla o se piensa, pero no se hace absolutamente nada. Es que no todos están dispuestos a abrir tanto el corazón y la cabeza, como para ponerse en el lugar del otro, ni siquiera una vez por semana.  Eso es demasiada responsabilidad y casi nadie quiere asumir ningún tipo de compromiso social.  Pero, ahora hay tanto odio, bronca, indignación, mala onda, llanto, tristeza y resentimiento, en el mundo del que formamos parte y que nos rodea, que lo único que puede revolucionar nuestra sociedad, es dejar de lado la cómoda inercia de la queja, para empezar a repartir sonrisas. 

jueves, 6 de diciembre de 2012

Mujer violeta


Desde que te conozco, creo en una realidad  con una energía violeta, cambiante, transmutadora, capaz de romper cualquier estructura negativa.

A partir del día, en que te vi parada en la puerta de mi casa, con el pelo azul y una sonrisa en la cara, creo también, en tus pies descalzos, que se conectan con las vibraciones de la tierra; en el  poder de las palabras; en la expansión de la conciencia; en el alcance que tiene o que puede tener, una intención luminosa; en el tintineo de las gemas que casi todo el tiempo llevás colgadas; en la gente que te salpica y  que te empapa, con su pintura mística; en darme cuenta, de que incluso quienes parecen dragones, merecen ser tratados con amor, porque cuando te acercás un poco más,  tenés la observación directa, de que son solamente personas.

Para mí el lugar donde vivís, es un castillo de paz, no sólo porque siempre me tratás como yo si fuera una princesa, sino porque vos, espiritualmente, sos una reina.

Y por eso siento, que no sé por qué, tiendo tanto a extrañar  y pedir tu presencia física,  cuando llevo tatuadas dentro de mí y todo el tiempo, cada una de tus profundas intervenciones en mi vida.

No sé por qué lo hago, si ya sé que te voy a seguir viendo, aún si no te veo nunca más, aún si la antropología, me empujara a vivir en otra punta de este planeta.

Es que sos un suceso mágico y especial,  de esos que alteran [para bien], la dirección de una existencia.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

En un millón de fragmentos

Esto, era todo lo que yo quería, todo lo que yo necesitaba, que te dieras cuenta, de cuánto te quiero.

Ese fue, el mejor regalo de cumpleaños que pudiste haberme dado.

Reaccionar a favor o en contra, de lo que siento, hacerme saber, hacerme sentir, si nos dejamos acá,
 si  paramos de estar juntos o si lo nuestro, nunca se detuvo.
Si bien, no sé, si es que seguimos, o si por fin empezamos...

Solamente sé, que sos mi chico feo, mi chico malo, aunque tengas esa despampanante cara de bueno, aunque tengas el aspecto de un hombre inteligentemente enigmático. Yo sé, que sos indiscutiblemente feo, por ser, horrorosamente lindo.

Y me tortura tanto, pero tanto, verte, que me dan ganas de matarte, a besos.

Entonces,  me dedico a cometer un crimen muy bien premeditado,  a ejecutar un plan que termine, con total ausencia de arrepentimiento.

Darme el gusto, de secuestrarte, de retenerte conmigo.

Darme el lujo, de  ser tan irrespetuosa, como para partirte la boca, en un millón de fragmentos.





Gracias

La razón de ser, por la cual adoro los cumpleaños en general, es porque considero que a la vida, hay que celebrarla. El motivo por el cual amo festejar el mío, es lisa y llanamente, la reunión de muchas de mis personas más queridas en un solo lugar, el placer estético de verlas entremezclando sus energías y haciéndolas encajar en una charla en la que todos y cada uno de quienes participan, aporta algún ingrediente físico, mental y/o emocional, que hace de la composición de la misma, una situación adorablemente tornasolada. Mis cumpleaños, son un pretexto espectacular, para recordar mediante: un llamado, un mensaje, o una visita, que aquella gente que me atraviesa el alma, lo hace dejando para siempre, una intangible huella mágica en mi conciencia. De ahí, que fechas como ésta, no me hagan sentirme alguien importante ni especial, quizás porque el teléfono nunca suene tantas veces todos los días, pero sí, me hagan sentir, qué tan valiosos, son para mí, los demás. Y por eso, me pongo tan repetitiva e insoportable, con el uso de la palabra GRACIAS.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Lo que cambia


Espero, de todo esto,  que algo en vos, se defina para atrás o para adelante,
porque de verlo estático, de verte en el medio, ya no doy más.

Es que, aunque yo sea bastante flexible física y mentalmente, estoy cansada de observar que tu atlético cuerpo, no tiene fuerza de voluntad para tomar una determinación  drástica. Estoy sobrepasada, de tu tan destructiva ambivalencia.

Este agotamiento lo tengo más que nada, porque sabés que suelo adaptarme muy bien a los cambios de lugar, de sentimientos y de ideas, sin reaccionar mal ni hacer escenitas, y/o porque sabés que frecuentemente dejo ser a los demás, tanto como me gustaría que  siempre me dejaran ser a mí misma.

Pero no puedo hacerlo, no puedo cambiar, si no me decís, si no explicás, qué mierda es lo que cambia.