miércoles, 29 de agosto de 2012

Puro viento


Realmente nada hay de malo en esto, conectarme con tu piel.

Por eso, cada vez que te veo,  no puedo evitar, que tu energía me desestabilice, para bien.

A mí me encanta, caer a tus pies, el éxtasis divino de sentirte.

¿Por qué no dejarme guiar por lo que siento otra vez?
Si viéndolo desde cualquier enfoque por el cual lo mires, vos sos puro viento y yo, soy puro aire.
Es que,  yo soy muy volátil y vos, vos estás muy fuerte.

Y tengo éste privilegio sagrado, que no puedo quejarme, de la disposición de los planetas, ni de la voluntad de los dioses, hicieron que todo se acomode entre nosotros, para poder vivir otro momento irrepetible.

También, me siento afortunada por cruzarte en el transcurso de esta vida, para darme cuenta, de que sos un tipo fuera de serie.  



lunes, 27 de agosto de 2012

La vereda de enfrente

Hoy me levanto, abro las ventanas para que todo se ventile, para que dejar que corra un poco el aire, y me preparo unos mates con miel. Ayer, dije muchas cosas inevitablemente no dulces.

Pensé que iba a poder quedarme en molde. Pensé que nada iba a sacarme del eje.Y aunque no me enojé ni perdí la calma, realmente me puse muy triste.

Me puso triste ver la falta de autocritica en la gente y la preferencia por dar vuelta las situaciones, con tal de no hacer una mirada interna. Me puso mal, porque ya sé que defender lo indefendible es un esfuerzo mental tan grande como auto-observarse, sólo que con resultados completamente diferentes.

Recuerdo la última vez que lo visité,  escuchar que mi hermana sí se merece el apoyo de mis padres  y yo no, que aún no crecí porque no tengo un trabajo estable, porque no me estabilicé económicamente, como si supiera la responsabilidad  y la intensidad con la cual armo mis clases.  También recuerdo que junto con otra persona pusieron en duda mi palabra, que necesitaron pruebas tangibles para creerme. Y definitivamente estoy muy agradecida de saber que en mi vida quedan amistades como la de Facundo y Melisa, que me conocen íntegramente y que saben, que más allá de cualquier cosa, soy una persona excesivamente transparente.

Anoche lloré  un montón en la cama, pero necesitaba purificar mis ojos de todas estas actitudes que me han tocado ver  y también, necesitaba saber que  sí que voy a seguir fijándome en lo que hago, pero me cansé de ser la única que se tiene que fijar en lo que hace, porque algunos  lamentablemente están demasiado ocupados en marcar mis errores.

La ventana pronostica un día demasiado luminoso, como para dejar que todo esto  me apague.

Y en mi  propia casa tengo tantas cosas para mejorar y para hacer, que yo no voy a ser de las que se quedan mirando sólo lo que pasa en la vereda de enfrente.



sábado, 25 de agosto de 2012

Me pone en equilibrio


Perdón, por la confusión que estuve teniendo este último tiempo, por los cambios de actitud, de humor y de pensamientos. 
Lo siento,  siento mucho, haber dejado en pausa, lo que me estaba pasando, haber puesto en duda si vos, sos para mí, si  yo, soy para vos.
Es que, le pedí señales al universo, para saber si tenía que seguir al lado tuyo y me mandó señales, pero lo que me puso delante de los ojos, fue una infinita concatenación  de mensajes de la vida, escritos en chino básico.
Gracias, por no haberte alejado totalmente de mi cuerpo, por ser tan luminoso, cuando en mi mente  no tenía nada en claro, cuando mi energía se estaba apagando. 

Estaba procesando diferentes niveles de conexión,    reflexionando seriamente acerca de ese "amor libre" del que me estuvieron hablando. Ahora, sé que ya no lo quiero, que ya no me interesa, porque me parece que si le hacen una apología a ese tipo de amor, es justamente porque no saben qué carajo es el amor, porque no saben lo que es entregarse, porque no saben lo que significa  profundizar, porque no están dispuestos a tirarse al vacío, a sujetar la mano de alguien y saltar, sin saber qué va a sentirse llegar hasta el fondo. Y observándome en relación a otra presencia que me anduvo perturbando un poco,  comprendo, que ya no necesito dispersar mi atención, que yo me alineo si tan sólo me concentro en tu lado mágico.

 Es que,cada vez que registro que no hacés nunca nada a medias, que sos demasiado completo, demasiado talentoso,  cada vez que me dejo traspasar por eso, termino dándome cuenta de que te amo,  porque para mí, la felicidad, es un lugar que últimamente, sin vos, queda tan lejos, que quiero esta libertad, tener la posibilidad de tomar ésta decisión,  asumir el compromiso de quedarme en tu piel,   porque hacerme responsable de lo que no puedo evitar,  me pone en equilibrio. 




martes, 21 de agosto de 2012

Máquina de humo


Parece, que me bastó sólo con que apoyaras tu cabeza sobre mis piernas, para dejar que yo te tocara el pelo, al punto de que alguno de mis anillos, se quede trabado en uno de tus rulos,  casi sin poderlo sacar de ahí; de la misma forma, en la que mi atención es a veces capturada por tus secuencias, bastó únicamente eso, para que corras el telón delante de mi cara y me muestres, que sigo siendo con vos, demasiado cariñosa para ser tu amiga.
Ahora, me regalás una plantita y después me pedís, me decís, que no me enamore...de vos? de ella?, es un poco tarde, demasiado tarde, para que me lo impidas. Pero igual, admito, que me desenamoro con la misma velocidad, con la que me empiezo a enamorar de algunas personas, no porque no quiera profundizar, sino porque a veces me piden, como en este caso, me pedís, que no lo haga.
Así que, te voy a escuchar, porque tenés toda la razón, voy a remitirme a tus palabras y no me voy a enamorar, porque si eso pasa, sé perfectamente que va a doler y también sé, que realmente, no quiero que duela.   Ni siquiera, aunque sepa que sacás fotos preciosas y que en cada imagen hacés infinito lo que está afuera, porque yo en cambio, escribo de lo que está adentro, pero para darle un punto final.
Creo que tengo, toda la firmeza y la seguridad en lo que siento, que no tenés, y también,  creo que vos, tenés toda la liviandad que a mí me falta. Entonces, ya no quiero saber la cantidad de pasos que hay entre tu cama y la mía, porque en realidad, sos una máquina de humo, que a veces no deja que mi respiración fluya bien y  que cuando se me cruza por delante, me deja  la vista brillosa.
Es muy difícil que encuentres algo, cuando no sabés lo que buscás, o cuando lo que buscás [al menos en mi piel] es esto que pasa entre nosotros, nada.



lunes, 20 de agosto de 2012

Es lo que hay

Es difícil entender que aún estando rodeada de personas alegres y de situaciones agradables, hoy no pude dejar de sentirme triste. 

No sé si, es el llamado que no atendés, junto con el mensaje de texto que me escribís tres horas después. No sé, si es el abrazo que no me dás cuando me vés, o el que tampoco me diste durante casi dos meses.

No sé, si es esto de mirar la cajita de sahumerios que guardé para darte cuando volvieras de viaje y quedarme pensando seriamente, en que va a ser mejor si los empiezo a encender en mi casa,  porque vos, vos hace rato que volviste y nunca me avisaste. 

Y me gustaría creerte eso de que soy alguien relevante. Pero me estoy viniendo abajo delante tuyo y mientras te quedás de brazos cruzados, no estás haciendo nada de todo lo cual yo podría agarrarme, ni siquiera cosas fáciles y simples, como preparar mates.

 Por eso ahora estoy de puta pena, aunque es un día de puta madre, mañana no sé ...


domingo, 19 de agosto de 2012

Reactivar la percepción


Casi siempre, lo que hacemos es estar mirando hacia afuera, para no ver, lo que está pasando adentro.  Pero "afuera" es un lugar tan amplío, tan abarcativo, tan violento y tan jodidamente complejo, que por doquier encontramos algún episodio, para  canalizar las ideas y los sentimientos,  estallando de asco y de odio.De tanto fijarnos en el resto,  dejamos de tener conciencia de lo que estamos haciendo, dejamos de tener conciencia de lo que decimos, de tanto escuchar lo que tienen para decirnos los medios de comunicación dejamos de escuchar lo que tenemos para decirnos a nosotros mismos y lo que tenemos para comunicar a las personas que forman parte de nuestro circulo cercano, lo que tenemos para charlar con nuestros padres, con nuestros más íntimos amigos.
 Me parece  imposible, al menos en algún punto, en algún sentido, sostener que todos somos uno, llenando la mente y el corazón, de una información completamente alejada del amor. Encuentro raro, poder transmitir paz, enfocándonos en las cosas que espiritualmente nos provocan una perturbación en los estados anímicos. Es ahí, donde generalmente no tomamos total dimensión de nuestras palabras ni de nuestros actos, porque pusimos tanta, pero taaanta energía, en lo que está por fuera del vidrio, en arrojar una puteada al universo, que quedamos demasiado cansados, para  contemplar lo divino. Y pensamos que hacer y decir lo primero que se nos cruza por la cabeza es autenticidad, madurez, rebelión.  Sinceramente, yo ya no quiero hacer lo que quiero, antes pensaba que eso, era libertad de expresión. Ahora sé que lo que quiero es elegir bien lo que quiero, saber si realmente estoy haciendo o diciendo, algo que sale de mí, algo que realmente vale la pena hacer o decir, algo que en verdad me haga bien a mí y a otros,  algo que modifique las situaciones que me parecen un horror, en lugar de limitarme a considerar si solamente  se se trata de algo que pienso y siento yo, porque a veces, la mayoría de las veces,  no es necesario dejar de reservarse la opinión, a veces es preferible poner un poco de misterio a nuestro alrededor, no exponerse tanto.  
 Lo trascendente, no es hablar de la doctrina de la unidad, sino llevarla a la práctica, a lo cotidiano, a lo que hacemos, decimos, escribimos y no dejar, no permitir,  que nuestra energía se contamine con toda la basura del mundo. Porque de todos modos, aunque no estemos de acuerdo con el sistema, quejarse es algo completamente sistemático y para cambiar el mundo, es fundamental tomar la drástica  y dificil decisión de cambiar uno, después recordar esa tremenda determinación,  es decir, parar con divague de dejarse llevar por los automatismos, y a partir de ese cambio, afectar positivamente al entorno, con esa acción, repercutir en ese entorno, que a su vez, va a alterar a otro entorno y ese mismo, a la gente que tiene al lado, así, hasta el infinito, si es que es en verdad uno hizo un trabajo tan profundamente verdadero consigo mismo, como para influir en el todo.
 La originalidad,  implica romper con los moldes, tirar abajo la estructura y armar algo nuevo.
 No obstante,  con frecuencia, pretendemos trabajar para la luz resaltando lo negro.
Y no deberíamos ser tan ambiguos, no deberíamos hablar de la unión estando desunidos.
¿Sabés como le llaman los orientales [los japoneses, los chinos] a la televisión?, la caja tonta.
Estoy tan de acuerdo, que antes de presionar su tecla de encendido, prefiero decorar un espacio, que tenga tan buena iluminación, como para reactivar la percepción luminosa que tengo del piso.

martes, 14 de agosto de 2012

Volver a la realidad

Y me dí cuenta, cuando te acompañé a tomarte el colectivo, en ese preciso instante en el que me abrazaste y me pusiste el pelo detrás de la oreja, que todo este tiempo sin verte, no me sirvió para nada,  o al menos, ese gesto mínimo, me forzó a asumir  internamente, que al final no estoy en otra etapa de mi vida,  que vos, sos una fiebre mal curada y que haber anestesiado lo que sentía,  con una fuerte dosis de distancia física y verbal, no me dejó sanar. 

 A mí, esto de no tocarte, no verte, ni hablarte, es evidente, que mucho no me ayuda. 
















Mis  sentimientos más íntimos, estaban dormidos, durmieron profundamente, hasta que tocaste el timbre y me hiciste volver a la realidad.

Estuvieron durmiendo por tanto tiempo,  que hasta me había olvidado de que existían. 

Pero anoche, volviste a despertar en mí, exactamente la misma atracción y la misma ternura. 

viernes, 10 de agosto de 2012

Hereje


Sé perfectamente, que antes de un tsunami, el agua se retira a varios kilómetros de la playa.
Por eso, cuando vos desaparecés de mi ángulo visual, presiento que debo tener cuidado, intuyo, que se vienen curvas.  

La verdad, yo no tengo miedo de que te vayas, de que te alejes, de que te acuestes con otras. 

 Tengo miedo de lo que voy a sentir cada vez que vuelvas, tengo miedo de que solamente con emitir señales de vida, me desarmes el esquema, la dinámica que empiezo a sostener cuando te vas; tengo miedo de la desorientación mental que inconscientemente producís en mi cabeza. 

Tengo miedo, porque la textura de tu boca, a pesar de merecer la totalidad de mis besos, a veces quisiera que tuviera la capacidad decir algo estúpido, algo que  haga que yo ya no te quiera. 

No estoy enojada con vos,  hay algo sagrado en tu energía. Estoy enojada conmigo misma, por reaccionar así, por tener tanta dependencia psicológica y dejar que me ocupes tanto espacio mental, cuando ya sé, que  lo único que merece mi devoción, es la divinidad. 

Sos tan adorable, que hay  algo, despreciablemente hereje, en permanecer un rato dentro de tu cama.

jueves, 9 de agosto de 2012

Yoga

Ahora está llegando a mí, algo extremadamente bueno para ser verdad, tan bueno que lo miro y lo toco, para corroborar que existe, que es, que está ahí y que realmente es, lo que ahora me pasa. 

   Me pregunto ¿y si me hubiera suicidado cuando sentía que me quería matar?,  ¿qué hubiera sido de mí sino hubiera aprendido a llorar sin lágrimas? ¿ dentro de cuántos vasos de agua hubiera ahogado mi conciencia?

Pero antes de darle la bienvenida a todo esto,  estuve experimentando demasiadas situaciones y personas, en una cantidad de tiempo muy limitada y metiendo también, la nariz en un montón de libros, que supuestamente no eran, para nada, [pero son, totalmente] de mi incumbencia.  

Entendí, que no perder el eje sólo implica distribuir el peso en forma equilibrada; que cuando mi  espalda está flexible mi mente deja de ser rígida; que si mis piernas se encuentran fuertes, no siento miedo de avanzar. 

  Y sé que si me tiro de cabeza, con total confianza,  es porque, aunque nunca quise creer en el destino, es obvio, que me lo diste vuelta. 

martes, 7 de agosto de 2012

Atenerme a la poesía

Si te pido que me respondas 
   ¿quién soy?
¿de dónde vengo?
¿ hacia dónde voy?

Creo, que  sólo me vas a decir que me llamo Jimena.
Creo que no podrás  darme las respuestas. 
 Ni siquiera vos, que "me conocés" desde que aprendí a caminar.

Y aunque me digas cuál es la mejor ruta que puedo tomar, mi cuerpo no puede seguir un camino mental,   no puede hacer algo desconectado de mi corazón, porque no lo siente, porque se me secaría el alma.

No me hace falta que te salga hasta por los poros, todo tu conocimiento de marxismo en nuestras charlas.
No todo lo que rige la vida es Economía.
Y no por vivir de algo inestable, se deja de ser una persona madura.
No todo es plata.

¿A caso no viste lo que significó para mi leer a Herman Hesse  cuando estaba yendo a la secundaria?
No, estabas en otra. Sólo necesito que me tires un poco de buena onda,  porque sinceramente no sé qué es lo que construyen tus permanentes críticas "constructivas".

Ya experimenté trabajar de algo que no tiene NADA que ver con lo que soy.
Y te juro, que no se me caen los anillos  por estar enfrente de una bacha, o servir mesas, tampoco por cuidar a una anciana, ni por tener que hacer encuestas de política, ni  tampoco fue algo me molestara el hecho de vender ropa. Pero es  muy diferente entregarle tu vida a a algo que no te desagrada, pero que tampoco te apasiona, a cambio de contar con una determinada cantidad de dinero todos los meses de tu existencia; de hacer algo que  te hace tan feliz, que sabés que lo harías aunque no te pagaran.

Porque dale, por favor, decime la verdad
¿vos, harías la mitad de todo lo que estás haciendo en forma gratuita?

En cambio yo, te juro, que  aunque es algo en lo que pongo muchísima energía, estar dando yoga es algo que le agradezco a mis alumn@s cada vez que  una clase se  termina y se van.

Sólo estoy  intentando re-transmitir  lo que trajo hasta mí, una infinita serie de transformaciones drásticas,  desde poder dormir bien,  respirar en formas beneficiosas, hasta tener flexibilidad, fuerza y claridad mental, osea, lo que a mí me llevó a sentirme sana y que fue, tan inmenso, que desde entonces, no puedo irme a dormir tranquila  si me quedo quieta, sabiendo que tengo un medio para ayudar a los demás a ayudarse a sí mismos, sólo para dedicarme a alimentar una preocupación  puesta en cosas que me permitan algún día comprarme un auto [ni siquiera sé manejar], una casa [vivo en el planeta tierra] y limitarme a ese largo etcétera, lleno de automatismos psicológicos, que no reflexionan qué es lo que realmente nos produce paz mental, paz física y paz emocional.

Últimamente estuve distante, callada, justamente porque estoy por doblar en dirección contraria a lo que me estuviste diciendo que hiciera y no quería que lo supieras, no quería decirte nada al respecto, al menos hasta que no estuviera del todo segura.  Yo sé que te cuesta horrores entender esto, que algunas verdades te dan vuelta tanto la cabeza, que te cambian el rumbo de las cosas. Pero esta vez no quiero llevar ninguna mochila, no quiero cargar nada conmigo, al menos para sentirme  verdaderamente lista.

Estoy dejando todo tipo de prejuicios atrás.
 Es que necesito estar lo suficientemente liviana  para  lograr ir hacia adelante, así que voy a soltarle ya mismo la mano al contenido de tus palabras, porque todo lo me decís, tiene una vibración tan negativa, que me bloquea.

No puedo atenerme a tus paradigmas.

Yo sólo puedo extender bien los brazos, para sujetar muy fuerte,  toda la belleza, que amo poner en el centro de mi vida.


Solamente puedo atenerme a la poesía, aunque a vos te joda y eso a mí me duela.



viernes, 3 de agosto de 2012

Hasta el sol

Me dice que te deje, que me aleje, que termine con esto. Es que piensa, que  si  no me voy rápidamente, va a terminar muy mal todo. 

Ni siquiera lo piensa, ni siquiera admite ningún tipo de dudas al respecto,  ya lo está dando por hecho, está afirmando algo. Y sé que me lo dice con la mejor intención del mundo, que lo hace porque me conoce a mí y te conoce a vos, porque sabe cómo te manejás y cómo me manejo. Es decir, sabe perfectamente cuál es tu modus operandis y cuál es el mío y tiene la seguridad de saberlo casi todo... Pero no, su mente no puede abarcar tanta información, porque obviamente no tiene ni la menor idea de lo mucho que te quiero.

Ni siquiera yo tengo las ganas ni las capacidades, que se necesitan, para intelectualizar esta situación,  la realidad de sentir,que un fragmento de existencia compartido con vos, la mayoría de las veces que te veo, es un punto de apoyo, que me ayuda a mantenerme en equilibrio; que complementar la energía de mi cuerpo con la energía del tuyo, me hace entrar en un éxtasis místico, tan grande y tan profundo, que no siento miedo de ese futuro, del que nunca hablamos.


Por eso, no escucho las opiniones del resto, me escucho a mí, escucho atentamente lo puro y natural, que hay en  la  compatibilidad biorrítmica que ahora mismo tenemos. Por eso, no dejo que nada de lo que está afuera, contamine lo que me generás adentro,  ni siquiera lo tan diferentes que, en la superficie somos...

Porque más allá de todos nuestros contrapuntos, sos un hombre tan íntegro y talentoso, que te respeto hasta el sol.