martes, 26 de mayo de 2009

envuelta en luz blanca

No grites que me aferro al sol

Sabes cuánto me molesta levantarme temprano
Sabes que si me suben la persiana
me tapo con la frazada hasta donde puedo

Ahora quiero que dejes de invadir mis contextos

Y necesito que no preguntes más por mi
Porque sabes que hasta mi nombre en tu boca me da asco


Lo que tuvimos no va a volver Ni aunque te deshidrates llorando
Porque nunca más voy a mirarte a los ojos Porque ya no te creo

Yo no soy como vos, a mi no me da todo lo mismo

1 comentario:

  1. jammm, hermoso poema, nose porq me siento identificada! jajja. te quiero amigaaa! pensemos en grande!! siempre, abrazo de oso

    ResponderEliminar